Adiós a los tours en el Barrio Rojo de Ámsterdam para “limpiar” la zona

“Yo no es de esta época que los turistas acudan en masa a ver a las trabajadoras sexuales”, dijo el legislador autor de la propuesta.

FOTO: PIXABAY [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

(21/03/2019) Adiós a los tour gratis para grupos organizados en el célebre “Distrito Rojo”, el barrio de luces rojas de Amsterdam. La comuna decidió poner fin a esta práctica cada vez más difundida entre los turistas, pero juzgada obsoleta e “irrespetuosa para las profesionales del sexo”, según medios holandeses. La medida apunta además a disminuir la presión turística sobre este barrio. “Ya es hora de dejar de ver a las trabajadoras sexuales como una atracción turística”, advirtió el concejal y político progresista Udo Kock, que anunció estas nuevas medidas destinadas a “limpiar” el distrito de la prostitución.

Desde el primero de enero de 2020 no será más posible organizar visitas independientes en la zona “caliente” de la capital holandesa sin autorización. Las únicas visitas permitidas serán las que estén acompañadas por una guía certificada, para grupos compuestos por un máximo de 15 personas.

El impuesto para quien desee pasear de manera organizada por las calles del barrio será de 66 centésimos de euro, pero la cifra podría aumentar antes de la entrada en vigencia de la medida. El importe sería incluido en el precio del billete vendido a los turistas. Se calcula que un millar de grupos de turistas pasan cada semana por el distrito rojo con máximos de 28 por hora en los momentos de máxima afluencia. Desde 2018 las guías deben obtener una licencia para poder llevar a los turistas por las calles del barrio.

El Barrio Rojo es una de las principales atracciones turísticas de Amsterdam ya que, desde el siglo XVII, existen vitrinas en los pisos bajos en las que las trabajadoras sexuales ofrecen, de modo legal desde 1911, sus servicios a los clientes. Las molestias, el ruido y la basura arrojada por los grupos de turistas en la calle es la razón principal por la que se anuncian estas nuevas medidas, aunque Kock aseguró también que la restricción se debe a que “ya no es de esta época que los turistas acudan en masa a ver a las trabajadoras sexuales”.

Lea además: Amsterdam busca ideas para combatir el turismo masivo

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *