Fotos | Estos fantásticos paisajes fueron nombrados Patrimonio de la Humanidad

La decisión fue tomada en la 43ª reunión del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO que se celebra hasta el miércoles 10 en Bakú, capital de Azerbaiyán.

El sitio sacro de Bagan posee numerosos templos,  monasterios y lugares de peregrinación, así como vestigios arqueológicos, frescos y esculturas, según describe en un comunicado la Unesco. El lugar constituye un testimonio espectacular de la civilización que floreció entre los siglos XI y XIII en la región, cuando la antigua ciudad de Bagan era capital de un importante imperio búdico. (FOTOS: PIXABAY) [ Ver fotogalería ]

Ficha

Publicado el 7 de julio de 2019

La Unesco, cuyo Comité de Patrimonio Mundial está reunido en Bakú hasta el 10 de julio, inscribió esta semana nuevos sitios culturales en su lista del Patrimonio Mundial, entre ellos el monumental complejo de templos de Bagan -en Birmania- Parque Nacional Vatnajökull de Islandia, un territorio natural donde se mezclan volcanes y glaciares, o el conjunto mesopotámico de Babilonia, en Irak, país devastado desde hace 40 años por la guerra y en el que los yihadistas destruyeron numerosos tesoros de la antigüedad.

A continuación, algunos de los nuevos lugares Patrimonio de la Humanidad:

Los monumentales templos de Bagan (Birmania)

El sitio sacro de Bagan posee numerosos templos,  monasterios y lugares de peregrinación, así como vestigios arqueológicos, frescos y esculturas, según describe en un comunicado la Unesco. El lugar constituye un testimonio espectacular de la civilización que floreció entre los siglos XI y XIII en la región, cuando la antigua ciudad de Bagan era capital de un importante imperio búdico.

El Parque Nacional Vatnajökull (Islandia)

Moldeado por sus volcanes y rodeado de campos de lava y ríos, el Vatnajökull alberga igualmente el mayor glaciar, del mismo nombre, del Viejo Continente. El sitio protegido de unos 14.500 km2 -el 14% del territorio islandés- es “un ejemplo excepcional de la interacción entre el hielo y el fuego y de la separación de las placas tectónicas terrestres”, según la Unesco.

“Este reconocimiento del valor universal excepcional del parque nacional de Vatnajökull beneficiará a la región y garantizará su integridad. Todos somos responsables de su magnífica naturaleza y de su historia”, celebró Lilja Alfredsdottir, ministra islandesa de Cultura. Solo el glaciar, que recubre algo más de la mitad del parque nacional y el 8% del territorio islandés, es atravesado por una cadena de varios volcanes, incluidos dos de los volcanes más activos de la isla, el Grimsvötn y el Bardarbunga, escenario de la última erupción registrada en Islandia en 2014.

En lo alto de sus 2.110 metros, el punto más elevado de Islandia, el Hvannadalshnjukur, domina la parte sur del glaciar. Son numerosos los turistas que se desplazan a admirar la vista desde su cima, cuando no se encuentran en la laguna de Jokulsarlon, ubicada al pie del glaciar con sus pequeños icebergs azul turquesa. El parque también acoge los Lakagigar, cráteres que dejó el volcán Laki tras su violenta erupción en 1783, cuando la lava brotó de la montaña durante meses.

La mítica Babilonia (Irak)

Las autoridades arqueológicas iraquíes perseveraron mucho con este dosier presentado en cinco ocasiones desde 1982 para incluir este conjunto de 10 km2 -de los que solo 15% fue excavado- situado a 100 km al sur de Bagdad. El hecho de incluir a Babilonia en el Patrimonio Mundial de la Unesco “impulsará investigaciones y mejoras en el lugar” y significa “publicidad gratuita para el turismo”, declaró Qahtan Al Abeed, director del departamento de Antigüedades de Basora.

Babilonia, de más de 4.000 años de antigüedad, “fue la mayor ciudad poblada de la historia antigua”, explica Qahtan Al Abeed. En Irak, cuna de la escritura -donde las primeras tablillas cuneiformes son de hace cerca de 5.500 años-, “los babilonios son la civilización de la escritura, la administración y la ciencia”, prosigue.

Irak, que cuenta con al menos 7.000 sitios arqueológicos en su territorio, tiene ya cinco inscritos en la Unesco. Babilonia ocupa un lugar especial en la historia y la mitología mundial, con su famosa puerta de Istar, sus jardines suspendidos, considerados una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, y la torre de Babel -dos monumentos emblemáticos aunque su localización sigue siendo discutida.

Yacimiento arqueológico en Canarias (España)

El paisaje español de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, que reúne vestigios de una cultura aborigen que habitó esta isla volcánica hasta finales del siglo XV, es descrito por el escritor español Miguel de Unamuno como “la tempestad petrificada”. Este paisaje situado en el interior de la isla de Gran Canaria del archipiélago español de las Canarias, es una zona abrupta, con riscos, barrancos y una colosal caldera generada por una erupción volcánica.

El espacio protegido incluye diez yacimientos con poblados y lugares de culto que atestiguan la vida de esta sociedad originaria de la cultura bereber del norte de África, que se desarrolló de forma aislada durante 1.500 años. De entre todos ellos destaca el antiguo poblado troglodita de Risco Caído, un conjunto de cuevas excavadas en lo alto de un escarpado acantilado.

La joya de este yacimiento es una cueva santuario descubierta en 1996 con techo de cúpula abovedada y un ventanal superior por donde penetran los rayos de sol. Entre los solsticios de verano y otoño, estos rayos iluminan distintos grabados en las paredes que los expertos relacionan con un calendario agrícola.

“Es una cultura aislada en una isla pequeñita, que no conoce el metal, con recursos muy limitados. Es sorprendente el grado de sofisticación que alcanza”, asegura el director del proyecto de la candidatura para la Unesco, José de León. “Tenían conocimientos astronómicos muy avanzados, un conocimiento de la geometría potente, eran buenos diseñadores”, insistió.

El Guggenheim, de NUEVA YORK y otras obras de Frank Lloyd

El museo Guggenheim de Nueva York y otros siete edificios del estadounidense Frank Lloyd Wright, símbolos de su “arquitectura orgánica”, fueron inscritas en el patrimonio mundial de la Unesco, que destacó su “fuerte impacto en el desarrollo de la arquitectura moderna en Europa”. Casi todas concebidas y construidas durante la primera mitad del siglo XX en Estados Unidos, estas obras “dan testimonio de la ‘arquitectura orgánica’ elaborada por Wright, que se caracteriza sobre todo por un plano abierto, una difuminación de los límites entre el exterior y el interior y el empleo inédito de materiales como el acero y el cemento”, dijo la Unesco.

Con sus célebres curvas blancas, la actual sede del museo Guggenheim de Nueva York fue inaugurada en 1959, el año en que murió Wright, a los 91 años. De Illinois a California, pasando por Arizona y Wisconsin, la lista se completa con otras siete construcciones pensadas como viviendas privadas -como la Casa de la cascada (Mill Run, Pensilvania)-, “lugares de culto, de trabajo o de esparcimiento”. Estas obras “tienen un fuerte impacto sobre el desarrollo de la arquitectura moderna en Europa”, señala la Unesco.

Paraty e Ilha Grande, tesoros de Brasil

La ciudad colonial Paraty y la paradisíaca Ilha Grande, ubicadas al sur de Rio de Janeiro, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por su singular mezcla de riquezas históricas y naturales. Se trata del primer lugar “mixto” (patrimonio cultural y natural) de Brasil, que cuenta ahora con 22 lugares en la lista de sitios reconocidos por la Unesco.

El área reconocida abarca 149.000 hectáreas e incluye el centro histórico de caserones coloniales de Paraty (fundada en 1667 y declarada patrimonio histórico de Brasil en 1958) y cuatro reservas naturales a su alrededor, entre ellas la Sierra de Bocaina -cuyo pico máximo alcanza los 2.088 metros- y la isla de playas paradisíacas Ilha Grande, gran atractivo turístico de la llamada “Costa Verde”.

El gobierno brasileño centró su candidatura en la coexistencia de las culturas locales -indígena, quilombolas (descendientes de negros esclavizados) y comunidades costeras de pescadores y artesanos- con la rica biodiversidad. De acuerdo con el Instituto de Patrimonio Histórico (IPHAN) de Brasil, el 85% del bosque atlántico -bioma que se extiende por todo el litoral brasileño- se encuentra preservado en esta área.

Especies amenazadas como el jaguar, el tapir o el mono muriquí -mayor primate de América del Sur-, viven en esta región, que concentra asimismo el 45% de las aves y el 34% de los sapos que viven en los bosques atlánticos de Brasil.  El entorno del área reconocida por Unesco incluye también una inmensa bahía con 187 islas forradas de vegetación nativa y una rica diversidad marina, que a pesar de no formar parte del núcleo principal de protección, tendrá reglas para restringir la actividad humana y evitar así el impacto en el medio ambiente.

Entre los tesoros históricos de Paraty e Ilha Grande se encuentra un tramo del Camino del Oro, construido por esclavos entre los siglos XVII y XIX y por donde transportaban los metales preciosos extraídos en el interior de Minas Gerais hasta el puerto de Paraty, con destino a Portugal. Antiguas haciendas, fortificaciones, bodegas de ‘cachaça’ (caña) y sitios arqueológicos forman parte del circuito histórico.

La ciudad, de unos 37.000 habitantes, recibe anualmente una Feria Literaria Internacional (FLIP) y otros eventos culturales. De acuerdo con las autoridades locales, el reconocimiento servirá para realizar mejoras estructurales en la ciudad, como el sistema de saneamiento, que aún es precario.

El hábitat de la vaquita marina en México, Patrimonio Mundial en peligro

Las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, en México, hábitat de la vaquita marina, fueron inscritas el miércoles en la lista del Patrimonio Mundial en peligro, debido a la preocupación por la inminente extinción de esta especie, en momentos que el gobierno mexicano parece haber relegado la protección de la vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo, en su lista de prioridades.

“México ha realizado esfuerzos para proteger esta especie amenazada, incluyendo la creación de un área de refugio donde viven las pocas vaquitas restantes y la promoción de artes de pesca alternativas a las redes de enmalle, responsables de la muerte por asfixia de esos mamíferos marinos”, señaló el organismo con sede en París. “A pesar de estas medidas, sólo quedan unos diez especímenes de vaquita hoy en día”, en comparación con casi 300 individuos censados en 2005, lamentó la Unesco.

Inscrito en 2005 en la Lista del Patrimonio Mundial, el sitio de las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, al noroeste de México, abarca 244 islas, islotes y zonas litorales del golfo de California. La vaquita marina, una especie de marsopa endémica del Golfo de California, es víctima de la creciente caza ilegal de totoaba, una especie cuya vejiga natatoria o buche es un codiciado manjar en China, donde se paga hasta 100.000 dólares por pieza. La vaquita queda atrapada en las redes de totoaba y muere ahogada.

Otros sitios destacados por la Unesco

Además, quedaron inscritas las Academias neoconfucianas coreanas, que incluyen nueve “seowon” o academias neoconfucianas situadas en el centro y sur del país, y que datan de la era de la dinastía Joseon (siglos XV-XIX), agrega la Unesco, organismo de Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura. La Unesco designó asimismo a la región minera de Erzgebirge/Krušnohoří (entre Alemania y la República checa), una cadena montañosa transfronteriza que posee una gran variedad de metales que se empezaron a extraer desde la Edad Media.

Los petroglifos y pictogramas del pueblo siksikáítsitapi (Canadá) –situado al norte de la región árida de las Grandes Llanuras de América del Norte, en los límites de la frontera con los Estados Unido– fueron igualmente inscritos. El pueblo amerindio siksikáítsitapi (“Pies negros”) grabó y pintado en las rocas del valle imágenes que muestran sus creencias espirituales. Los primeros de estos vestigios arqueológicos se remontan al año 1.800 A.C., según el organismo de Naciones Unidas.

También fue inscrito el paisaje de crianza y doma de caballos de tiro ceremoniales en Kladruby nad Labem (República checa), una zona boscosa y conjunto de edificios concebido para la crianza y doma de los kladruber, caballos de tiro utilizados en las ceremonias de la corte imperial de los Habsburgo, explica la Unesco.  El sistema de gestión del agua de Augsburgo (Alemania), y la región minera prehistórica del sílex rayado de Krzemionki (Polonia), entraron también a formar parte del Patrimonio Mundial, según la decisión del Comité.

Otro sitio elegido por la Unesco fueron las Tierras y mares australes franceses, un sitio preservado de casi 673.000 km2 y situadas al sur del océano Índico, a más de 2.000 km de cualquier continente. Comprende las islas Kerguelen, Saint-Paul y Amsterdam y el archipiélago Crozet, cuenta con la mayor concentración de aves y mamíferos marinos y paisajes volcánicos. Se trata del sitio más amplio inscrito en el Patrimonio Mundial y el 45º para Francia. La inscripción “permitirá destacar la ejemplaridad de la preservación de la biodiversidad y garantizar la realización de actividades sostenibles”, señaló el ministra francesa de Territorios de Ultramar, Annick Girardin.

D.S.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *