Espectaculares fotos de construcciones abandonadas alrededor del mundo

Desde residencias imperiales y propiedades aristocráticas hasta castillos irlandeses, hoteles, mansiones “embrujadas” urbanas y un curioso “hotel iglú”, el nuevo libro “Abandoned Palaces”.

El magnate local Aleksander Michal Sapieha (1730–93) construyó el palacio neoclásico Ruzhany en la década de 1780 en el distrito de Pruzhany, cuando Bielorrusia pertenecía a la Mancomunidad polaco-lituana. Proyecto ambicioso, incluso exagerado, este palacio tenía su propio teatro y invernadero de vidrio y estaba rodeado por extensos terrenos de parques. El palacio se quemó en 1914. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Fueron construidos con estilo y grandeza para perdurar e impresionar, pero fueron víctimas del abandono, de la desidia política, de bancarrotas financieras, tragedias personales, desastres naturales e incluso cambios de modas. Ahora son asediados por la naturaleza y parecen suspendidos en el tiempo. Desde residencias imperiales y propiedades aristocráticas, hasta castillos irlandeses, hoteles, mansiones “embrujadas” urbanas y un “hotel iglú”, el nuevo libro Abandoned Palaces de Michael Kerrigan reúne una serie de 150 impresionantes fotografías de edificios ostentosos que cayeron en el olvido. “Su abandono en cierto sentido los define, delinea su conexión con su propio pasado”, dijo el autor; “Toda esa suciedad y daño representa el desgaste de la historia. Hay algo especialmente conmovedor en una ruina palaciega, ya sea la de un palacio real o la de un prestigioso hotel o casa urbana”.

A continuación, algunas de las fotos más impactantes:

Palacio Pidhirtsi, Lviv, Ucrania

El Palacio Pidhirtsi en Lviv fue construido en la década de 1630 para el famoso comandante militar polaco y consejero real Stanislaw Koniecpolski (1591-1646). Saqueado y dañado en la Primera Guerra Mundial, sobrevivió para ser utilizado como sanatorio, pero quedó gravemente dañado por un incendio en la década de 1950. Desde la independencia de Ucrania, es propiedad del museo nacional de arte, pero no hubo recursos económicos para restaurarlo.

Palacio Ruzhany, Distrito Pruzhany, Bielorrusia

El magnate local Aleksander Michal Sapieha (1730–1793) construyó el palacio neoclásico Ruzhany en la década de 1780 en el distrito de Pruzhany, cuando Bielorrusia pertenecía a la Mancomunidad polaco-lituana. Proyecto ambicioso, incluso exagerado, este palacio tenía su propio teatro y invernadero de vidrio y estaba rodeado por extensos terrenos de parques. El palacio se quemó en 1914.

Edificio abandonado en Grand-Bassam, Costa de Marfil

Un gigantesco arbusto brota de entre la mampostería de lo que alguna vez fue claramente un edificio grande y hermoso, que ahora está entregado a la naturaleza en Grand Bassam, Costa de Marfil. Capital colonial durante varias décadas, Grand-Bassam perdió ese estatus después de un brote de fiebre amarilla en la década de 1890. La ciudad portuaria tambaleó durante el siglo XX, pero pronto se vio evidentemente en un declive inexorable, y para la década de 1960 ya había sido abandonada casi por completo.

Grand Hôtel de la Forêt Vizzavona, Córcega, Francia

La construcción de un túnel ferroviario en Vizzavona resultó una tarea tan larga y ardua que tuvo que construirse un alojamiento para albergar a los ingenieros y trabajadores. Cuando terminó el trabajo, y los trabajadores se habían ido, el pueblo que había sido su dormitorio permaneció y, con las colinas boscosas de Vivario a su alrededor, realmente era un lugar muy encantador. El lugar perfecto para que extranjeros se refugiaran allí. De ahí la construcción de este hotel de lujo, Grand Hôtel de la Forêt, en 1893. En su apogeo, el Grand Hôtel de la Forêt era un destino favorito para los turistas ingleses adinerados, a quienes les encantaba jugar en las primeras pistas de tenis conocidas de Vivario.

Castillo Saunderson, Cavan, Irlanda

Aunque la ciudad más cercana se encuentra en la República de Irlanda, la finca de Saunderson se extiende a ambos lados de la frontera con Irlanda del Norte. El castillo, de hecho, se encuentra en el condado de Fermanagh, lo suficientemente apropiado para el asiento familiar de los Saundersons, históricamente incondicionales de la causa unionista del Ulster. Construido en 1840, se vendió en la década de 1970. Aunque se suponía que debía ser restaurado, una sucesión de incendios lo destriparon, pero se estableció un centro internacional de boy scouts en sus terrenos.

Dacha Kvitko, Sochi, Krai de Krasnodar, Rusia

Dacha Kvitko es una construcción extravagante en forma de castillo que se encuentra junto a la orilla del Mar Negro, junto a la carretera de la costa, a poca distancia al sur de Sochi. Data de los primeros días de la apertura del área como un balneario subtropical a principios del siglo XX, lo que se mantuvo en la era soviética mientras adquiría un nuevo tono estético y social. El encanto especial de Dacha Kvitko recuerda el romance, el exotismo de esta costa, el escape que ofreció a tantas generaciones de las rutinas rutinarias de la vida rusa.

Castillo de Dona Chica, Palmeira, Portugal

‘Dona Chica’ fue el título popularmente otorgado en Palmeira, Portugal, a la esposa brasileña del terrateniente local, Francisca Peixoto Rego (1895-1958). El arquitecto suizo Ernst Korrod (1870–1944) recibió el encargo de crear una casa adecuada a su prestigio y belleza. El resultado fue edificio extravagantemente romántico y melancólico, pero la obra fue abandonada en 1919 cuando la pareja se separó. Aunque se hicieron intentos para reanudar la construcción, esto fue invariablemente frustrado por problemas financieros o administrativos, por lo que el Castillo de Dona Chica sigue abandonado.

Hotel Sosneado Hot Springs, Mendoza, Argentina

Por los pasillos del Hotel Sonsneado Hot Springs en Mendoza una vez sonaron las alegres conversaciones de invitados exclusivos. Pero este spa, inaugurado en 1938, fue abandonado solo 15 años después. Todo está quieto y en silencio ahora, en un paisaje vacío y árido, con los Andes cubiertos de nieve meditando en el fondo.

Igloo City, Cantwell, Alaska

Se suponía que este gigantesco iglú de hormigón [hotel] tentaría a los turistas a hacer un viaje de 580 km entre Fairbanks y Anchorage en Alaska, pero los constructores no pudieron cumplir con las regulaciones requeridas. Con una altura de 24 metros de alto y 32 de ancho, esta extraña estructura de hormigón estaba revestida de madera contrachapada. El empresario local Leon Smith (1921-1999) comenzó a tratar de lograr su visión en 1972, pero los burócratas estatales aplastaron sus sueños. Los inspectores miraron con recelo la falta de ventanas, aunque esto era esencial para el efecto ‘iglú’.

Palacio Presidencial, Puerto Príncipe, Haití

Después del poderoso terremoto en Haití en enero de 2010, la cúpula derrumbada del palacio presidencial, se convirtió en un emblema apropiado para un país devastado. El desastre en sí mismo cobró muchas decenas de miles de vidas, cientos de miles más, ya que, en las semanas y meses que siguieron, las enfermedades y el desorden afectaron a lo que ya era el país más pobre del hemisferio norte. La devastación de la economía no permitió su reconstrucción.

Palacio de Saddam Hussein en Hilla, Gobernación de Babil, Irak

Foto: Jukka Palm

El palacio del dictador irakí Saddam Hussein en la gobernación de Babil era un homenaje a Babilonia y ahora es una ruina tan real como la verdadera, sobre cuyos cimientos se construyó esta residencia. Se suponía que es una réplica del palacio del despótico rey Nabucodonosor II (605 a. C.). En la práctica, por magnífico que fuera, ese edificio era, como todos los monumentos mesopotámicos, de construcción de adobe. Sus estructuras y sus detalles de diseño se perdieron hace mucho tiempo.

Halcyon Hall, Bennett College, Nueva York

Foto: Ivan Kokoulin

Las hijas de la élite del estado de Nueva York pasaron los días felices de su juventud en Bennett, que alguna vez fue una universidad de gran prestigio. Sin embargo, había sufrido un largo declive a mediados de siglo a medida que la educación mixta se convirtió en la norma y finalmente abandonó el fantasma en 1978. Su edificio principal, Halcyon Hall, que data de 1893, se distinguió en su día: ciertamente ofrece un panorama desolador.

Mansión Tioronda, Beacon, Nueva York

Foto: Sherman Cahal.

El general Joseph Howland (1834-1886) nació en la riqueza en Nueva York, y su familia hizo fortuna en el comercio de China. Repartió gran parte de eso, como filántropo, dotando bibliotecas y hospitales en las cercanías de Beacon, pero la finca en Tioronda en Nueva York, en la foto, fue un regalo para sí mismo. Después de su muerte, sin embargo, se convirtió en un hospital psiquiátrico hasta que fue abandonado en 1999.

Fortaleza de Sans Souci, residencia del emperador Henri Christophe de Haití

El “rey negro” Henri Christophe (reinó entre 1811 y 1820), de Granada británica, construyó el palacio Sans Souci en Haití. Antiguo esclavo, había desempeñado un papel destacado en la lucha por la libertad contra los colonizadores franceses. Elegido presidente de un Haití independiente, se convirtió en tirano y fundó su propio reino en el norte del estado insular. Sans Souci (‘Sin cuidado’) era la mayor de sus muchas residencias reales. En 1842, fue gravemente dañado por un terremoto y abandonado.

Hotel abandonado en Hachijojima, Islas Izu, Japón

Foto: Sean Pavone

A principios de la década de 1960, Japón estaba en alza económica, pero un gobierno cauteloso desalentó los viajes al extranjero. En su lugar, se alentó a los nuevos ricos a encontrar su casa de lujo en jet set más cerca: Hachijojima estaba siendo calificado como el “Hawai de Japón”. El Royal Hotel, en la foto, era su pieza central de cinco estrellas: el barroco francés se encontró con el brutalismo moderno en su diseño. Para ser justos, sus huéspedes estaban felices aquí y el hotel fue un gran éxito, hasta que las restricciones se relajaron y los destinos alternativos se pusieron a su alcance. En la década de 1990, el hotel cerró y cayó en el olvido. 

Elevador de agua Gordejuela, Los Realejos, Tenerife

Foto: Christian Balate

A pesar de su ubicación al borde del mar, el elevador de agua de Gordejula en Tenerife bombeaba agua dulce desde los manantiales de Gordejuela hasta un embalse en la ladera de la colina. Era manejado por la primera máquina de vapor de Los Realejos, que forzó el agua de manantial a lo largo de una tubería de dos kilómetros, luego la distribuyó alrededor de las plantaciones de banano de la isla por acueducto y zanja. Inaugurado en 1904, funcionó de manera impecable, pero cerró solo 15 años más tarde, ya que la fruta local fue descartada por productos más baratos del Caribe.

Hotel del Salto en Santandercito (Colombia)

Foto: Sebastiao Delgado

El Hotel del Salto en Santandercito, Colombia, estaba espectacularmente ubicado al lado de las cataratas de Tequendama en el río Bogotá, a 30 km de la capital colombiana. Literalmente, el ‘Hotel del salto o salto’, fue construido originalmente en 1923 como una mansión privada, convirtiéndose en un hotel solo cinco años después. La gestión del agua y los trabajos de construcción cercanos dejaron el río contaminado irremediablemente y el hotel se vio obligado a cerrar sus puertas en 1940. Permaneció en estado abandonado hasta 2014, cuando fue renovado para su uso como museo de la biodiversidad.

D.S.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *