República Dominicana mejora la seguridad tras la muerte de doce turistas

Con más de seis millones de turistas visitan el país todos los años, el país caribeño es uno de los países preferidos para veranear. Tienen sus motivos: las playas son increíbles.

Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Publicado el 7 de agosto de 2019

Una serie de muertes que afectaron en particular a turistas de Estados Unidos generaron revuelo en República Dominicana, que asegura que quiere hacer todos los esfuerzos necesarios para mejorar las medidas de seguridad, sobre todo en sitios dedicados al turismo.

Una de las medidas concretas beneficiará al conocido balneario de Punta Cana. Allí se instalará una estación de emergencias que contará con un equipo que manejará varios idiomas. De ese modo se espera poder atender mejor a los turistas y facilitar la comunicación entre los potenciales pacientes, los familiares y las autoridades locales.

El ministerio de Turismo del país duplicará además los controles en los hoteles, que deberán presentar formalmente a los inspectores protocolos sobre cómo manejan los alimentos y cuáles son sus proveedores.

Las piscinas también serán sometidas a mayores controles. En los últimos doce meses murieron seis turistas estadounidenses en la isla caribeña. Aún no se esclarecieron los casos, y tampoco se sabe a ciencia cierta si estuvieron relacionados o no.

Los casos

– La última víctima, identificada como Vittorio Caruso, era oriunda de Glen Cove, Long Island, y murió en junio de este año a los 56 años en un hotel de Punta Cana. Su cuñada, Lisa Maria Caruso, aseguró a Fox News que su familiar «gozaba de buena salud».

– David Joseph Harrison murió en julio de 2018 por una arteriosclerosis grado IV de las arterias coronarias, con infarto en la pared posterior del ventrículo izquierdo, edema pulmonar e insuficiencia respiratoria como mecanismo terminal. El hombre se hospedaba en una de las habitaciones del Hard Rock Hotel y fue llevado el 14 de julio de 2018 a la emergencia del Centro Médico Hospiten, en Bávaro, luego de ser asistido por el personal médico del complejo turístico  por presentar dolor torácico de varias horas de evolución.

– Jerry Curran, de 78 años, murió el 26 de enero 2019 en un hotel de Punta Cana. Las causa del deceso se debió a un traumatismo craneal encefálico severo, hematoma subdural, hipoxia cerebral y edema pulmonar.

– Robert Bell Wallace, de 67 años, murió el 12 de abril de 2019. La autopsia determinó que la causa del fallecimiento fue una neumonía, falla multiorgánica y shock séptico.

– Joseph Allen, de 55 años y oriundo de Nueva Jersey, fue encontrado sin vida en la habitación del Hotel Terra Linda en la ciudad costera de Sousa, en dicho país el 13 de junio. El hombre había viajado con amigos y se había alojado en el mismo resort en oportunidades anteriores. Aún se investiga la causa de su muerte.

– Leyla Cox, turista estadounidense de 53 años, murió el 10 de junio tras sentir un malestar en su habitación del hotel Excellence Resorts. Desde el centro vacacional informaron que la causa del deceso se debió a «un ataque al corazón», y emitieron un comunicado para expresar su pesar ante la situación: «Estamos profundamente tristes por los recientes incidentes en República Dominicana», sostuvieron.

– Edward Nathaniel Holmes, de 63 años, y Cynthia Day, de 49, fueron hallados sin vida el 30 de mayo de 2019 en su habitación de un hotel del mismo destino turístico. Las autoridades explicaron que la causa de la muerte fue una hemorragia interna. El hombre tenía un corazón agrandado y cirrosis hepática, ambos signos de una enfermedad preexistente significativa, mientras que la mujer también tenía líquido en su cerebro.

– Miranda Lynn Schaup Wernerque, una turista también estadounidense que se hospedaba en un resort junto a su esposo, tomó un un trago del minibar y de repente se sintió mal. Sufrió un ataque cardíaco, edema pulmonar e insuficiencia respiratoria, según una autopsia preliminar citada por la oficina del fiscal general de República Dominicana. Era médica y tenía 41 años.

– Una empresaria llamada Bárbara Corcoran declaró que su hermano, John Corcoran, murió en su habitación de hotel en República Dominicana a fines de abril «por lo que se cree que son causas naturales».   Yvette Monique Sport murió en Bahía Príncipe. La víctima había viajado allí con un grupo de amigos, y al parecer se recostó luego de darse una ducha y tomar una bebida del minibar y amaneció sin vida.

Siga leyendo:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 8 =