No hay por qué tener

En la Patagonia temen que la noticia sobre el tsunami afecte al turismo

Las autoridades de Villa Traful dicen que la difusión de la investigación “puede llegar a afectar de manera directa la principal fuente de ingresos” que tiene la zona, un centro turístico de excelencia.

Foto: neuquentur [ Ver fotogalería ]

Publicado el 16 de septiembre de 2019

Las autoridades de Villa Traful, ubicada en el Parque Nacional Nahuel Huapi, una población de 400 habitantes

que constituye un destino turístico patagónico de excelencia, aseguraron que el desplazamiento de la ladera en el lago “no es una amenaza inmediata” después de que se publicara la sensacional noticia de que un tsunami podría devastar la zona. La aclaración surge del temor de agencias, hoteles y centros turísticos a que esta noticia afecte la llegada de turistas.

La posibilidad de que una placa de roca se sumerja con violencia hacia el fondo de un lago y desate una fuerza en la masa de agua tan fuerte que genere una tragedia en las poblaciones cercanas y un daño ambiental de magnitud es real, según dijo informe de investigadores del CONICET. En este contexto, y temiendo la “sensibilidad” del mercado turístico respecto a la magnificiencia de noticias sobres desastres naturales, el presidente de la Comisión de Fomento de Villa Traful, Nicolás Lagos, aseguró que los resultados de la investigación no constituyen “una amenaza inmediata, pero sí corresponde tener las medidas de precaución necesarias para que, en el caso de que ocurra, no nos tome por sorpresa”.

“Lo que nos dicen los especialistas es que, si bien el bosque se está hundiendo unos centímetros anuales, no es que la ladera del bosque se va a caer hoy. Pero pedimos a Parques Nacionales y a la provincia de Neuquén que se haga un monitoreo correspondiente”, advirtió Lagos, citado por Diario Andino. “Además, por nuestra posición geográfica y al estar en una zona cordillerana, Villa Traful es de difícil acceso. Por lo tanto, los planes de evacuación para nosotros son similares ante diferentes desastres naturales”, completó.

El funcionario reconoció, sin embargo, que la noticia sobre la investigación del Conicet causó preocupación y malestar entre los 600 vecinos del lugar: “Los vecinos se enteraron de esto hace unos tres meses. Ellos conviven con esta posibilidad, pero realmente no le dan la magnitud que se le da fuera de Villa Traful. Ellos están preocupados: nosotros vivimos básicamente del turismo en esta zona y esto puede llegar a afectar de manera directa nuestra principal fuente de ingresos”, reflexionó.

El alerta se encendió a partir de un estudio realizado por geólogos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, que habla del peligro de un desmoronamiento repentino de un bloque en el lago Traful. 

Según advierten los geólogos que vienen estudiando el área, podría producirse un desmoronamiento completo de esa pared con alto riesgo de que se produzca un efecto tsunami en el lago. “El bosque sumergido es parte de un deslizamiento amplio del borde de la ladera del cerro, que está hundiéndose en el lago en forma acelerada, según el monitoreo que hemos realizado a lo largo de los últimos ocho años”, afirmó Andrés Folguera, investigador en el Departamento de Ciencias Geológicas de Exactas UBA.

Los tsunamis en lagos pueden generar olas de 20 a 50 metros de altura depende de la fuerza que la genere. Cuanto más profundo sea el lago, más grande es la ola que se genera y el Traful tiene unos 300 metros de profundidad, informaron. El bloque de roca de Traful mide unos tres kilómetros de ancho y diez de largo y, según los cálculos realizados por los científicos, y se está desplazando a razón de unos 36 centímetros anuales, un movimiento muy rápido que evidencia la magnitud del fenómeno.

“En años recientes, los pobladores de Traful observaron cambios en el frente del bosque sumergido, como ciertos desplazamientos de roca hacia el lago. Para verificar esos movimientos, realizamos tres viajes al terreno: el primero en 1995, luego en 2010 y finalmente en 2017”, explicó Federico Carballo, becario en la UBA y autor de un trabajo sobre el tema publicado en en Journal of South American Earth Sciences. El efecto del tsunami podría llegar hasta los cien metros de altura, explicaron los investigadores, pero más allá de ese nivel, la población puede expandirse hasta los 500 metros de altura sobre las laderas de las montañas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *