BLOOMBERG

Fotos | Un paseo por los multimillonarios estudios de cine de China

Por James Tarmy | Después del éxito mundial de El tigre y el dragón de 2000, la industria cinematográfica china explotó y se construyeron mega estudios multimillonarios para albergar y filmar estas producciones.

Un actor camina por una calle de la ciudad en un momento de inactividad en Xiangshan Film and TV City. (Fotógrafo: Mark Parascandola) [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: ,

Si es estadounidense, hay una buena posibilidad de que nunca haya escuchado, y mucho menos visto, la película de acción de 2017 Wolf Warrior 2, una historia sobre un soldado chino inconformista que se enfrenta a traficantes de armas africanos para salvar a un equipo de trabajadores de asistencia médica. Un cartel promocional de la película mostraba el lema: “Cualquiera que ofenda a China, sin importar cuán lejos esté, debe ser exterminado”.

Sin embargo, la película, producida, filmada y distribuida principalmente en China, fue la película de habla no inglesa más exitosa de la historia, con una recaudación de aproximadamente US$874 millones en la taquilla. Lo mismo ocurre con la película de 2019 The Wandering Earth, que recaudó casi US$700 millones, principalmente por la venta de entradas en China. Netflix agregó la película a su biblioteca, sin publicidad ni fanfarria.

La industria cinematográfica china explotó desde la década de 1990, cuando películas comerciales como The Dream Factory (1997) y Sorry Baby (1999) señalaron “el auge de un nuevo grupo de compañías multinacionales de entretenimiento en China que comenzó a pelearle el mercado a los estudios de cine estatales”, escribe el profesor de UCLA Michael Berry en el libro Once Upon a Time in Shanghai (Érase una vez en Shanghái), una crónica fotográfica de la floreciente industria cinematográfica china que aparecerá en las estanterías el 12 de noviembre.

Después del éxito mundial de El tigre y el dragón de 2000, la industria cinematográfica china explotó y se construyeron mega estudios multimillonarios para albergar y filmar estas producciones. En Once Upon a Time in Shanghai, el fotógrafo Mark Parascandola documentó el auge de la industria:

Una reconstrucción de la puerta meridiana de la Ciudad Prohibida

Construido como parte de los estudios Hengdian World en la ciudad de Dongyang, Jinhua, provincia de Zhejiang, este estudio cinematográfico es el más grande del mundo. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Un espectáculo turístico

Actores interpretan la historia de Huang Feihong, un artista marcial y héroe popular chino que ha sido conmemorado en varias películas chinas. Las representaciones en este sentido predominan en los estudios de cine de China, lo que los convierte en escenarios de trabajo que también son destinos turísticos. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Espera su entrada

Un actor pasa su tiempo en la base de producción de la estatal China Film Group en Pekín. El estudio estatal abrió en 2008 y cubre más de 15 hectáreas. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Extras en el descanso

Los extras cinematográficos descansan en el set en la ciudad de cine y televisión de Xiangshan en Ningbo, Zhejiang. El estudio, según su sitio web, ha producido más de 450 películas y dramas de televisión. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Escenario de un gran almacén

Xiangshan Film and TV City también funciona como parque temático. Los boletos cuestan alrededor de US$20 y se dice que más de 10 millones de personas la han visitado. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Un espectáculo de acrobacias

Extras se presentan dentro de la ciudad de cine y televisión de Huzhou, en la costa sur del lago Tai, a unas dos horas en automóvil de Shanghái. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Delante de una pantalla verde

Los actores se paran frente a una pantalla verde en el Shanghai Film Park, donde se ha recreado una versión del centro de la ciudad de la década de 1930. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Un drama de gángsters

Este drama televisivo de época se está filmando en el Shanghai Film Park, que también ofrece recorridos de utilería, disfraces y exposiciones para turistas curiosos. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Hong Kong en Hengdian

Un escenario busca recrear una de las recepciones de Hong Kong para la reina Isabel II de Gran Bretaña en los Hengdian World Studios. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

Entre tomas

Un actor camina por una calle de la ciudad en un momento de inactividad en Xiangshan Film and TV City. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

En un escenario seguro

Un guardia de seguridad se sienta fuera de Stage 15 en la base de producción de la estatal de China Film Group en Pekín. (Fotógrafo: Mark Parascandola)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *