Negocios turísticos: cómo surfear la crisis

Por Diego Coll Benegas.

FOTO: PIXABAY [ Ver fotogalería ]

Ficha

Por Diego Coll Benegas

Las modificaciones cambiarias, el salto del dólar, las restricciones impuestas con el cepo, sin duda alguna impactan sobre el ánimo de los viajeros que ven devaluados sus ahorros para las próximas vacaciones. ¿Cómo salir a hacer frente a un panorama dudoso que se traslada al negocio hotelero?

La incertidumbre que vivimos en el plano económico y financiero de la Argentina se traslada a todos los ámbitos del negocio ligado a la hotelería. Y tanto el área de recepción como el departamento de reservas de los hoteles son donde se llevan la peor parte. Hay consultas, cambio de planes, pagos anticipados, cancelaciones o reprogramaciones; son algunos de los issues con los que estamos conviviendo quienes trabajamos en el rubro.

Sin embargo, para no perder -ni perderse- dentro del caos que se genera con estas situaciones, es necesario que todo el equipo esté preparado para resolver cada una de esas sitiaciones con claridad. ¿Se puede surfear una crisis como la actual? Por supuesto que sí. Sólo hay que trazar alguna -o algunas- estrategias que ayuden.

Aquí comparto algunos tips para lograrlo:

-Estirar las negociaciones de ventas del mediano plazo de modo que se puedan resolver con un poco más de tiempo, dejando abierta la posibilidad de decidir una vez que aclare el panorama. Esto vale, sobre todo, para los hoteles que tienen las tarifas en dólares. En estos casos, las agencias suelen presionar y obtener una ventaja. Por eso, lo mejor es, como dice el dicho, desencillar hasta que aclare. Es una propuesta conservadora, pero da resultado. Y se achica el margen de pérdidas.

Asegurarse que todas las ventas futuras en dólares se cancelen en el momento del check out, así se evitan las compras anticipadas y se pesifican al tipo de cambio del momento.

– Para los hoteles con clientes extranjeros y nacionales que manejan tarifas en dólares es conveniente crear opciones para el mercado nacional, por ejemplo, con paquetes de estadías en pesos. Estos, además, pueden tener distintas tarifas a lo largo de los meses, proyectando la inflación, por caso. Es interesante que para el mercado local tengamos ese tipo de opciones que le dan a los potenciales pasajeros cierta seguridad sobre el precio final, algo que con las tarifas en dólares no ocurre.

– Y finalmente, se puede ofrecer algún beneficio especial para aquellos que paguen en moneda extranjera, en la recepción o por transferencia a cuentas en dólares del hotel. En este punto, dependerá la creatividad que tenga cada equipo de márketing y ventas para poder endulzar el desembolso del pasajero.

En momentos de crisis, cuenta muy especialmente, que los componentes del equipo tengan la suficiente capacidad de innovación para llegar a un objetivo exitoso.

(*) El autor es especialista en Management Hotelero y Hospitality Entrepreneur

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 19 =