PATAGONIA

Ballenas de nuestro sur

En primavera, turistas de todo el mundo vienen a la Patagonia a presenciar sus movimientos casi coreográficos. Fotos

Ficha

Región: , , ,

Cuánto tiempo ir: , días

Cuándo ir: ,

Con quién ir: , ,

Ideal para: , ,


Ver mapa más grande

Por Cynthia De Simone (*)

La cola de la ballena franca austral asoma con fuerza en las aguas cristalinas del Golfo Nuevo. Esa imagen, tantas veces reproducida como souvenir en tazas, bolsos y remeras, se observa en las playas de El Doradillo, a 15 kilómetros de Puerto Madryn, en Chubut.

Cada año, de junio a diciembre, cientos de hembras de esa especie llegan al golfo a parir sus crías y amamantarlas por ser una zona de aguas mansas, con acantilados altos que las protegen de los fuertes vientos patagónicos. Por eso, cuando la marea es alta, se las puede divisar a escasos metros de la costa, o desde los hoteles de la Av Roca inflatable castle.

Durante la temporada alta, en la zona céntrica y a lo largo de cinco kilómetros de playa, también es común ver a estos cetáceos de color negro o grisáceo, de un peso promedio de 50 toneladas. El área cuenta con siete balnearios, bares y restaurantes donde se puede probar el clásico cordero patagónico o degustar deliciosos platos de frutos marinos.

Otra excursión obligada para el avistaje de estos mamíferos de unos 18 metros de largo es la que parte desde Puerto Pirámides, en la Península Valdés (a 100 km de Madryn), donde seis empresas ofrecen el traslado en lancha por las aguas del Mar Argentino, con la promesa garantizada de disfrutar de un espectáculo único que atrae a turistas de todo el mundo. El costo de la excursión es de $ 270 por persona, más la entrada a la reserva (adultos $ 30 y menores $ 15).

En dirección sur por la RN 3, a escasos 67 km de Puerto Madryn, se encuentra Trelew, importante centro industrial y comercial que cuenta con uno de los museos paleontológicos más importantes de América del Sur: el Museo Egidio Feruglio (MEF), donde se atesoran fósiles de dinosaurios de unos 600 millones de años (entrada $ 42).

Aquellos colonos galeses que desembarcaron por estas tierras en 1865 eran hombres de gran espíritu religioso y credos diversos, lo que originó la construcción de numerosas capillas, pilar fundamental para las actividades sociales, políticas y educativas de ese pueblo celta. De las treinta y cuatro originales, hoy sólo se conservan 16.

La Tabernacl (lunes, miércoles y viernes de 10 a 12) fue construida en 1880, en el terreno donado por el Ferrocarril Central de Chubut. Su congregación inicial fue metodista calvinista. Contiguo a la capilla Moriah (cierra dos horas al mediodía) se ubica el cementerio de los primeros pobladores.

Por último, a sólo 15 kilómetros de allí, en el valle inferior del río Chubut, se ubica la localidad de Gaiman, famosa por su exquisita repostería casera y sus numerosas casas de té. Entre las más destacadas, Ty Te Caerdydd fue visitada por la princesa de Gales Lady Di en el año 1995, y la taza en la que bebió, pintada especialmente por el artista plástico Raúl Soldi, se exhibe en una vitrina junto con el juego de vajilla y mantelería que usó. El servicio incluye torta negra galesa, lemon pie y chocolate, panes caseros y mermeladas. Una visita difícil de resistir.

GALERÍA DE IMÁGENES

 

(*) Nota publicada en el Suplemento Turismo del Diario PERFIL el sábado 1 de septiembre de 2012.

Un comentario en “Ballenas de nuestro sur

  1. Pingback: Notas periodísticas en Diario Perfil | Trelew Turismo

Deja un comentario