LA SEMANA DE LA RIOJA / NOTA I

Al encuentro de la historia

La capital riojana reúne estilos originarios, arquitectura moderna y fiestas de la época de la conquista.

Ficha

Región: , ,

Cuánto tiempo ir: , días

Cuándo ir:

Con quién ir: , ,

Ideal para: , ,

La ciudad de La Rioja, capital de la provincia homónima del Norte Argentino, está ubicada en la Sierra de Velasco, un marco natural fascinante que la vio nacer como Ciudad de Todos los Santos de La Nueva Rioja, fundada por el conquistador español Juan Ramírez de Velasco en 1591. De clima seco, La Rioja presenta una interesante oferta cultural, pero fundamentalmente un escenario privilegiado para los amantes del turismo activo, que incluye paseos a caballo, salidas en bicicleta, alpinismo y deportes náuticos en sus alrededores.

La Plaza 25 de Mayo, también conocida como la Plaza Vieja por ser la más antigua de la ciudad, en primavera podemos encontrarla perfumada por azahares de naranjos amargos. Después de que la forestaron nació un kiosco de música con una banda que interpretaba valses, operetas y aires criollos, costumbre que aún persiste en verano, los domingos por la noche.

La plaza es el punto clave para iniciar un primer derrotero de reconocimiento por los edificios más emblemáticos: la Casa de Gobierno, el Club Social, el Monumento a Facundo Quiroga, la Catedral, las iglesias de la Merced y San Francisco, y varios museos muy recomendables. En los alrededores se concentran, también, la mayoría de los bares y restaurantes. Para no perderse: el Mercado de Artesanos, en una casona de principios del siglo XIX, donde se exhiben piezas en cerámica, telares, cueros, cesterías y plata.


Ver mapa más grande

Catedral Basílica Menor de San Nicolás de Bari

Frente a la plaza 25 de Mayo, esta construcción monumental remplazó a la antigua, destruida durante un gran terremoto de 1894. El santuario, proyectado por el arquitecto Juan Arnaldo, combina diversos estilos arquitectónicos. En el atrio está el mausoleo del prócer presbítero Pedro Ignacio de Castro Barros, quien representó a la provincia en la histórica Asamblea del Año XIII y en el Congreso General Constituyente de 1816.

Casa de Gobierno

Dentro del grupo de edificios representativos de la ciudad que rodean a la Plaza 25 de Mayo se encuentra la Casa de Gobierno, sede del poder ejecutivo de la Provincia, inaugurada en 1937, de inspiración grecorromana, con zaguán y patios. El techo tiene tejas españolas y las ventanas y balcones, rejas de fina herrería.

Museo Histórico

En este museo el visitante encontrará muebles, objetos y documentos que pertenecieron a distintas familias riojanas. No se pierda una matriz inglesa para acuñar monedas del siglo XIX. Cerca de aquí también puede visitar el Museo de la Ciudad.

Club Social

Del otro lado de la Plaz,a, puede visitar el legendario club que, hasta 1945, fue centro de la vida social de las familias riojanas más tradicionales, sede de tertulias, recepciones y sitio de celebración de fiestas patrias. Hoy, su confitería con mesas en la vereda es un buen sitio para hacer una parada gastronómica y, ¿por qué no?, degustar un vino riojano bajo la sombra de algún plátano.

Casa de Joaquín V. González

A pocas cuadras de la plaza, en Rivadavia al 952, puede conocer la casa donde vivió el exgobernador de la provincia y escritor. La vivienda, construida en la segunda mitad del siglo XIX, de estilo colonial, fue diseñada por los arquitectos italianos Benzi y Zolla. Parece un castillo medieval,, con su fuente de ladrillo a la vista y un zaguán con estucos y figuras de soldados. En 1969, se la declaró Monumento Histórico Nacional. En su interior, atesora el Archivo Histórico de la Provincia, integrado por documentos manuscritos o ediciones relacionados con la historia, la política y la cultura de La Rioja.

Museo de Arte Sacro y Museo del Traje

En la Secretaría de Cultura, en la calle Rivadavia, encontrará estos dos museos. En el Museo de Arte Sacro se puede conocer la historia provincial desde el punto de vista religioso, cómo los conquistadores instalaron con la espada, la cruz. En las cinco salas se exhiben altares, imágenes y objetos ornamentales relacionados con el culto religioso. Otra forma de aprender la historia es a través de la ropa que usaron sus habitantes, atuendos y publicidades de distintas épocas en el Museo del Traje.

Iglesia de San Francisco

A una cuadra del Paseo de San Ignacio, esta iglesia de la orden franciscana fue la primera que se estableció en La Rioja y ocupa este solar desde la fundación. Posee una sola nave y líneas góticas, en su interior hay un friso con la imagen de San Francisco tocando el violín y los aborígenes escuchando. En el templo se custodia la imagen del Niño Alcalde, que sale en la procesión el 31 de diciembre a medianoche, para la celebración del Tinkunaku.

Museo Arqueológico Inca Huasi

Se trata de una importante colección de objetos precolombinos, que incluye artefactos de piedra, cerámicos, óseos y metalúrgicos, entre más de siete mil objetos realizados por las poblaciones del noroeste argentino durante diez mil años. También hay una sección dedicada al arte religioso colonial y una biblioteca. El museo responde a las nuevas tendencias de la museología: todas las piezas expuestas tienen paneles explicativos, están estratégicamente iluminadas, exhiben gigantografías y ofrecen propuestas interactivas.

Fiestas con sabor divino

Tinkunaku. En voz quechua, Tinkunaku significa “encuentro” y es una fiesta religiosa que se celebra, desde 1593, cada 31 de diciembre. La festividad tiene su origen en la rebelión de los aborígenes diaguitas a las imposiciones del conquistador español imposiciones, el sacerdote San Francisco Solano aquietó los ánimos y llamó al diálogo a través de la música. Desde entonces, la ceremonia del Tinkunaku, celebrada cada 31 de diciembre, conmemora este conflicto entre colonizadores y colonizados.

La chaya riojana. En febrero, La Rioja huele a albahaca, a harina y hay ambiente de fiesta. Es tiempo de la chaya, el carnaval riojano que supone la suspensión de todas las actividades y sólo circulan las empanadas y la alegría. Cuenta la leyenda que Chaya, una mujer joven y bella de la comunidad diaguita, se enamoró de un colono rubio, pero como su amor no se concretó huyó a la montaña, se convirtió en nube y vuelve todos los años para regar la cosecha.

 

DATOS ÚTILES

  • Gastronomía. Los platos típicos que se degustan en la región de Cuyo son las empanadas, la cazuela riojana y el locro, a base de maíz y cerdo. Además, hay dulces de cayote y vino Torrontés Riojano.
  • Alojamiento. Los hospedajes en La Rioja varían entre U$S 50 y 145.
  • Cómo llegar. Uno de los accesos desde Chile es el Paso Internacional Pircas Negras, el cual permanece cerrado algunas épocas del año. Un poco más alejado está el Paso Internacional San Francisco. Desde Buenos Aires hasta La Rioja Capital son 1.167 kilómetros, a través de las Rutas Nacionales 9 y 60, y la Ruta Provincial 5.
  • Más información en la web:www.argentinaturismo.com.ar/larioja/www.turismolarioja.gov.ar/

 

Notas relacionadas

5 Comentarios en “Al encuentro de la historia

  1. Pingback: Tierra de cañones, caudillos y silencio | Turismo

Deja un comentario