EL DEL CARMEN. Este era el nombre original, pero los mismos vecinos fueron torciendo el hábito del nombre al hacer referencia a la esquina predilecta del bandoneonista, que iba todas las noches a tomar whisky escocés.

Volver a la nota: Doce bares bien porteños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 3 =