Sabores de California

Napa es el valle que más popularidad dio a la gastronomía californiana. Fotogalería

EN RUTA. El Valle se encuentra en el condado de Napa, a una hora en automóvil desde San Francisco. La región debe su nombre a los Wappo, los aborígenes originarios de la región. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Con quién ir: ,

Ideal para: , , ,

Por Freda Moon (*)

En las tres décadas que han pasado desde que el Valle de Napa inició su marcado ascenso al estrellato internacional del vino, la denominación más famosa de California a veces parece un cliché, con vinerías cada vez más opulentas y chefs y restaurantes espectaculares.

En el peor de los casos, es una Disneylandia alcoholizada para adultos, con juegos (el “Tren del Vino”) y filas de espera (el tráfico de la Autopista 29). En el mejor de los casos, el valle está compuesto de colinas ondulantes, surcadas por viñedos y flores silvestres, salpicado de pueblos chicos.

Por todas partes hay vino excelente, incluyendo en el centro de Napa, donde 20 bares de vino y salas de degustación han abierto las puertas durante la última década. En tres días, habrá tiempo de experimentar varios placeres sensoriales.

Primer día: mercado

Para una inmersión en la cultura culinaria de Napa, empiece en el Mercado Público Oxbow, de 13.200 m2. Pruebe los ostiones abiertos de agua dulce (desde 15 dólares la media docena). Después, siga la First Street hasta el centro, donde las tiendas zumban de movimiento.

Conduzca al norte hacia Yountville, un pueblo diminuto donde puede sentarse junto al fuego en “Bottega Ristorante”, probar el menú degustación de US$ 500 (el más caro de la zona), visitar “French Laundry”, el único de la Bahía con 3 estrellas Michelin.

Cuando las salas de degustación cierran, los turistas y jóvenes del Valle compiten por mesas en “Carpe Diem Wine Bar”, situado donde solía estar el Alexandria Hotel, que ofrece champagne por 85 dólares la media botella. Reserve un lugar en “Uptown Theater”, un cine art déco con presentaciones interesantes.

Segundo día: campo

Para pastelitos ingleses en el desayuno, “Model Bakery”, una institución del Valle de Napa de 100 años de antigüedad. Allí compre el pan típico de California y al lado, en “Fatted Calf”, salame (puede ser el secado al aire libre, con hierbas), patés y dulces para un picnic entre viñedos.

Conduzca por las colinas Carneros hasta llegar a “Di Rosa” (5200 Sonoma Highway), la ex propiedad de Rene di Rosa, fundador de los viñedos Winery Lake y ecléctico coleccionista que se dedicó al trabajo de los artistas emergentes de California.

La propiedad de más de 71 hectáreas tiene pavos reales, colinas cubiertas de esculturas y un lago. La Galería Gatehouse presenta exhibiciones (una reciente incluyó autos e instalaciones de sonido) y está abierta. Hay un recorrido de dos horas (US$ 15) por la colección permanente.

El Instituto Culinario de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) ha producido algunos de los chefs más famosos de Estados Unidos –desde Grant Achatz y Anthony Bourdain hasta Roy Choi–.

Para los que no pueden destinar US$ 97.000 dólares a una educación culinaria, el campus del CIA en el edificio 1888 Greystone Cellars, en Santa Helena ofrece clases de dos horas los fines de semana (US$ 95; www.ciachef.edu/enthusiasts).

También hay demostraciones de una hora (13.30 hs; US$ 20 dólares) y recorridos de 30 minutos (10 dólares) con visitas al Museo del Sacacorchos y al jardín herbolario.

Ya que está en Santa Helena, visite la fábrica de aceite de oliva St. Helena Olive Oil Company con una colección de aceites saborizados (jalapeño, naranja) y vinagres de vino. Hay degustaciones entre 25 y 50 dólares por persona. La senda River to Ridge Trail conecta los parques Memorial Kennedy con Virgen Skyline.

“Morimoto Napa” (610 Main Street, Napa) es el primer restaurante en la Costa Occidental del imperio de Masaharu Morimoto.Trajo alto diseño al insulso centro de la ciudad. El menú “Oriente choca con Occidente’’ incluye chawan mushi de foie gras (US$ 19). El tazón de chirashi (arroz de sushi con verduras y pescado; 32 dólares) permite echar un vistazo al arte de Morimoto sin pagar demasiado.

Tercer día: vino

Aunque todavía resta por materializarse completamente el proyecto de la Senda de Vino del Valle de Napa (vinetrail.org), una bicisenda pavimentada de casi 71 kilómetros que irá desde la estación del ferry Vallejo hasta Calistoga, parte del proyecto se ha completado en Yountville, donde corre paralelo a la Autopista 29.

En el extremo norte del valle, “Solbar” (755 Silverado Trail, Calistoga) es un restaurante tipo granero situado en el centro vacacional Solage Calistoga (inaugurado hace cinco años). Sirve coloridas ensaladas californianas con flores cultivadas en el jardín de atrás. Muchas vueltas para llegar a lo más simple de los placeres.

GALERÍA DE IMÁGENES
(*) The New York Times / Travel. Nota publicada en el suplemento Turismo del Diario PERFIL el sábado 15 de septiembre de 2012.

Deja un comentario