ITALIA

Bellezas de Siena

La eterna rival de Florencia deslumbra a los turistas con callecitas laberínticas, palacios góticos y su catedral. Fotos

Aunque no mire el mar, Siena tiene increíbles bellezas. Según la mitología fue fundada por los hijos de Remo, y sus primeros pobladores fueron etruscos. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuánto tiempo ir: , días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: , , ,

Por Valeria Vizzon

Eterna rival de Florencia, la ciudad con nombre de color posee menos prensa que la capital de la Toscana, pero una belleza que la iguala. Siena encanta a primera vista con sus edificios de terracota, que hacen honor a su denominación.

Pero encandila y subyuga con su catedral Santa María de la Asunción, ejemplo del gótico italiano y uno de los complejos arquitectónicos más importantes de la región, diseñado por Nicola Pisano entre 1215 y 1263.

El Duomo rayado

Imposible no detenerse a observar la fachada de la Catedral de Siena, en el centro de la ciudad, flanqueada por la Piazza del Campo y el Palacio Comunal. El Duomo sorprende por la presencia de mármol rojo, blanco y verde en el frente, por su frontón con relieve escultórico, las columnas con diversos diseños y las esculturas que se observan por encima de la cornisa.

Y aquí los aplausos se los lleva Giovanni Pisano, hijo de Nicola, quien fue el responsable del diseño de la fachada allá por 1284 y la recubrió de mármol, estatuas y gárgolas. Entre las puertas construyó una serie de columnas jónicas, cuyos capiteles están decorados con alegorías y escenas del Antiguo Testamento.

Actualmente, estas esculturas de filósofos, profetas y apóstoles son copias, puesto que las originales se conservan en el contiguo Museo dell’ Opera del Duomo.

El Campanario, paralelo a la bellísima cúpula, resalta por las franjas de mármol blancas y negras –colores simbólicos de Siena, tomados de los caballos blanco y negro de los fundadores de la ciudad: Senio y Asquio– y los seis niveles de ventanas, que se van agrandando a medida que se acercan a la cima. El Baptisterio di San Giovanni, realizado por el artista sienés Camaino di Crescentino, completa el conjunto arquitectónico.

Pero si el exterior sorprende, el interior subyuga por los efectos de la luz y las perspectivas. Las columnas de mármol de diversos colores le dan una personalidad única, así como la gran cantidad de obras de arte que atesora, tanto en pintura como escultura.

Hacia arriba, la enorme cúpula parece robarle espacio al cielo; a los pies, el piso atrapa por sus 59 paneles de mosaicos pintados y grabados en mármol, trabajados entre 1372 y 1547 por varios de los máximos exponentes de la prestigiosa escuela de Siena.

El púlpito octogonal sostenido sobre figuras de leones esculpidos por Pisano, la Biblioteca Piccolomini, con pinturas al fresco de Pinturicchi, la escultura de bronce de San Juan Bautista efectuada por Donatello y las estatuas de Bernini que se encuentran en la Capilla de San Giovanni Bautista completan el riquísimo acervo de la Catedral.

La del Palio 

Siena tiene estilo, y esto se observa a cada a paso: en sus callecitas laberínticas, en los palacios góticos, en la pasión por la buena mesa, en las vidrieras de los locales comerciales, donde pueden verse desde las grandes marcas de diseñadores italianos hasta los trabajos artesanales de ceramistas, tejedores y herreros.

Pero Siena realmente se enciende con la tradicional fiesta del Palio, una de las celebraciones más coloridas de Italia. Es una carrera con caballos montados a pelo que se realiza desde hace más de 800 años. Antes de partir, los sieneses bendicen los caballos que serán parte de la competencia.

El acontecimiento se repite cada año el 2 de julio y el 16 de agosto en la Piazza del Campo, cuando más de treinta mil personas se reúnen para vivir la fiesta medieval, que dura un par de horas; la carrera, apenas menos de dos minutos.

El vencedor será el caballo que, con o sin jinete, llegue primero tras dar tres vueltas a la plaza. Cada animal está identificado con una escarapela con los colores del barrio que representa y el premio es el palio, un estandarte de seda pintado sobre un asta cuya base es un plato de plata. Quedará para el museo del barrio, y el plato, a la comuna. Luego, comienzan los festejos.

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES

 

3 Comentarios en “Bellezas de Siena

  1. Pingback: La bellísima Catedral de Siena recupera su esplendor | Turismo

  2. sylvia | 07/08/2013 | 19:41

    veEs maravillosa! caminar por las callecitas de Siena y encontrar la catedral…

  3. Pingback: La bellísima Catedral de Siena recupera su esplendor - Viajes y Turismo

Deja un comentario