Disneyland: el sueño americano en París

Junto con el Louvre y la torre Eiffel, el parque se convirtió en un lugar de visita obligada para quienes pasan por la capital francesa.

Disneyland París es el mayor parque de atracciones de Europa. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir:

Ideal para:


Ver mapa más grande

Por Ansgar Haase (dpa)

Desde su apertura hace dos décadas, más de 250 millones de personas han visitado Disneyland París, el mayor parque de entretenimiento de Europa. En abril, el extenso recinto a 40 kilómetros de la torre Eiffel celebró una gran fiesta en honor del redondo cumpleaños.

¿Un lugar de entretenimiento “typical US” cerca de París, con su arte y su alta cultura? Cuando en 1980 se escucharon por primera vez los planes para la construcción de Disneyland, los tradicionalistas franceses estaban indignados y los criticaron como un ejemplo del “imperialismo cutural estadounidense”.

“Contaminación y saqueo de nuestros valores culturales”, decían los editoriales de los periódicos. Los políticos hablaban de una “esquizofrenia colectiva”, mientras que otros condenaban el proyecto de Disneyland tildándolo de “Chernobyl cultural”.

El rechazo surgía de una combinación de orgullo por la propia cultura francesa y de clara condescendenica hacia la cultura en el otro lado del Atlántico. Ahora, dos décadas después de la apertura de Disneyland París, gran parte de aquel fastidio se ha evaporado. Los franceses, que empezaron rechazando esta importación de Estados Unidos como una amenaza a su cultura, ahora representan cerca de la mitad de los visitantes.

Junto con el Louvre y la torre Eiffel, Disneyland París y su emblemático castillo de cuento de hadas se han convertido en un lugar de visita obligada para quienes llegan a la capital francesa. El parque de atracciones registró 15,6 millones de visitantes en 2011 -casi el doble del número de personas que visitó la torre Eiffel- pese a que el precio del ticket para una familia de cuatro miembros asciende a más de 200 euros (265 dólares).

En menos de una hora, el tren de cercanías suburbano RER cubre la distancia desde el centro de París hasta Marne-la-Vallee, donde Disneyland se extiende a lo largo de 2.230 hectáreas. Desde 2003, el recinto está conectado a la red de ferrocarril de alta velocidad de Francia.

Entre las mayores atracciones del parque está la Torre del Terror, que se abrió en 2008 y está diseñada al estilo de un hotel de lujo de 1930. Los visitantes llegan a través de un hall de entrada y una biblioteca y son hacinados en un ascensor del hotel. El elevador sube 52 metros antes de saltar hasta el suelo a una velocidad aterradora, como en caída libre.

Para atraer a los visitantes más jóvenes se inauguró en 2010 el Toy Story Playland, donde los personajes de la saga animada “Toy Story” compiten con la familia Disney de Mickey y compañía. Y en los próximos años, Disneyland París buscará agregar una atracción ecológica -Les Villages Nature de Val d’Europe- construída sobre las bases del desarrollo sostenible, con edificios sobre pilares en torno a lagos y lagunas artificiales.

Con sus 35.000 árboles y 964.360 metros cuadrados de césped, Disneyland París ya reivindica ser el mayor jardín de Europa. El área total del parque de atracciones representa casi un quinto del tamaño de París. Junto con el parque Disneyland y el parque de los estudios Walt Disney hay siete hoteles temáticos y un resort de golf de 27 hoyos. Muchos restaurantes, comercios y cines pueden ser visitados sin necesidad de adquirir un ticket. La compañía Disney también señala con orgullo que más de sus 14.000 empleados vienen de 100 países, hablan un total de 20 idiomas y son entrados en más de 500 oficios.

Un comentario en “Disneyland: el sueño americano en París

  1. Pingback: Así será Pandora, la tierra de “Avatar” en Disney World | Turismo

Deja un comentario