VACACIONES 2013

Deporte y relax en la costa bonaerense

Tres destinos increíbles, con playas plácidas y amplias, únicas en la costa atlántica. Seguridad y precios más accesibles. Fotos

Pocas playas tienen tal amplitud y atardeceres largos como las de Claromecó. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: , ,

Ideal para: , , , , ,

Mar Chiquita / Santa Clara. Con un encanto natural y buena conexión con el circuito de mar, sierras y lagunas bonaerenses, Santa Clara del Mar y Mar Chiquita son otros destinos aclamados cada verano. Distan 390 kilómetros y 407 kilómetros de Buenos Aires respectivamente, y además del litoral marítimo, las familias hallan propuestas de deportes náuticos, pesca, paseos a caballo y cuatriciclos y la visita a la Albúfera de Mar Chiquita, una laguna de 46 kilómetros cuadrados, considerada una formación única en su tipo en el país por recibir aguas dulces y saladas. Generosa en ambientes naturales, flora y fauna, es un lugar perfecto de ecoturismo.

Para esta temporada que se avecina, los costos de los alquileres para una quincena en enero, siempre la más cotizada, se ubicarán desde $ 2.400 para un departamento de dos ambientes y desde $ 3.600 para uno de tres. En tanto, una cabaña totalmente equipada para seis personas en Santa Clara oscila en los $ 4.200 por semana.

En Mar Chiquita hay campings, como también en las localidades de Atlántida, Mar de Cobo y Playa Dorada, que pertenecen al mismo partido. Si piensa vacacionar en automóvil, desde Capital Federal deberá tomar la Autovía 2 y luego el acceso denominado Ruta Atlántica y agregar a su presupuesto $ 48 en concepto de peajes.

Orense / Reta. El mar y los escenarios agrestes se llevan muy bien en las playas de Reta y Orense, en el sur bonaerense, dos sitios preservados donde los médanos son protagonistas. El punto de referencia cercano más importante es Tres Arroyos, de donde Orense dista 68 kilómetros y Reta, 89. Saliendo de Buenos Aires, habrá que recorrer poco menos de 600 kilómetros.

En el balneario Orense se destaca el Médano 40, una duna forestada que regala postales fantásticas de la salida y puesta del sol sobre el mar. En Reta, además de 30 kilómetros de playas naturales, hay que ver el túnel submedanal, un pasaje bajo las dunas para acceder a los balnearios. Para la segunda quincena de enero, una cabañas en Reta para 4 personas oscila en los $ 4500.

Necochea. A 505 kilómetros de Buenos Aires, Necochea apuesta al turismo familiar con amplios balnearios, un área comercial importante y alternativas para todas las edades. ¿Qué actividades se pueden realizar? Trekking, mountain bike, canotaje, rafting, pesca, paseos en cuatriciclos y 4×4, surf, kitesurf, sandboard, navegación a vela y buceo.

A las playas, el destino agrega la posibilidad de disfrutar del río Quequén con su circuito de cascadas naturales y las 640 hectáreas del Parque Miguel Lillo, con fogones, caballos y juegos infantiles.

A 35 kilómetros de la ciudad se encuentra el famoso Médano Blanco, una cumbre de arena de cien metros de altura que oficia de mirador natural, y muy cerca, el complejo de aguas termales homónimo con piscinas y spa. Para el próximo enero, alquilar un departamento de dos dormitorios oscilará entre $ 400 y $ 500 diarios; y una cabaña para seis personas con piscina, parrilla y parque costará entre $ 500 y $ 1.220 diarios.

En el caso de los hoteles, las tarifas en un establecimiento de dos estrellas partirán de $ 320 y para uno de tres, desde $ 430. A la ciudad llegan ómnibus de distintas procedencias y en automóvil habrá que recorrer la Ruta 2 y luego la 55 (peajes $ 48).

Claromecó. Una plácida sensación de amplitud es la que brindan las playas de Claromecó, la principal localidad costera de Tres Arroyos. Queda a 561 kilómetros al sudeste de Buenos Aires y para arribar allí en automóvil habrá que transitar las rutas 205, 3, 228 y 73 durante unas siete horas aproximadamente. En peajes, deberá calcularse un costo de $ 15.

La oferta de infraestructura hotelera y de servicios es diversa, como también sus alternativas para toda la familia. Es que los medanales que habitan en los extensos metros de costa invitan a disfrutar de excursiones y travesías, como el kitebuggy –práctica que consiste en desplazarse en un carrito con barrilete por acción del viento– cabalgatas o interminables caminatas.

Todo un símbolo del destino es el Faro de 54 metros, el segundo más alto de Sudamérica, cuya escalera de caracol conduce a una bella panorámica luego de trepar 278 escalones. Vacacionar en una cabaña con dos dormitorios ubicada a cuatro cuadras de la playa y cerca del arroyo Claromecó costará alrededor de $ 5.000 semanales en la primera quincena de enero. La gastronomía es excelente.

Quequén / Pehuén-Co. Una veintena de kilómetros de playas de arenas gruesas es lo que ofrece Quequén, ciudad separada de Necochea sólo por el río Quequén Grande. Allí es posible disfrutar del paisaje agreste, el faro, las escolleras y los naufragios que adornan el mar. Emplazada a unos 500 kilómetros de Buenos Aires, las estadías se complementan con las propuestas urbanas necochenses.

Otra alternativa estival siguiendo camino hacia el sur bonaerense es Pehuen-Co, una villa balnearia a 661 kilómetros de la capital nacional, 86 de Bahía Blanca y 68 de Punta Alta. Su nombre, en araucano, significa “pinos y agua”, expresión que sintetiza sus atractivos naturales, sobre todo el del mar, de aguas más cálidas que en otros puntos de la costa atlántica.

GALERÍA DE IMÁGENES

 

Otras notas del Especial Vacaciones 2013

2 Comentarios en “Deporte y relax en la costa bonaerense

  1. Pingback: Rumbo a “la Biarritz del Sur” | Turismo

  2. Pingback: Destinos acuáticos en el corazón del país | Turismo

Deja un comentario