CATARATA DE JIUZHAIGOU, NANPING (CHINA). El valle de Jiuzhaigou, a 450 kilómetros de Chengdu, en la provincia de Nanping, es uno de los parques naturales más asombrosos de China. Un enclave salpicado por un centenar de lagos de colores, frondosos bosques y una gigantesca cascada, que sirven de hogar a un gran número de especies endémicas de plantas, incluidas 212 de algas, y a animales tan adorables y asiáticos como el panda gigante, el mono dorado o la oveja azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + cinco =