En las últimas décadas fue también escenario para películas como «Robin Hood, príncipe de los ladrones» (1991) y «Elizabeth» (1997).

Volver a la nota: El castillo donde Harry Potter aprendió a volar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 15 =