Fue erigido en 1471, cuando los líderes de la dinastía Wetting decidieron plantar aquí una obra que sirviera de acogida a la corte real, y que explicara en ladrillos el poderío del reino. Foto: PERFIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *