Espuma blanca y alma negra: así se ve una perfecta Guinness. Foto: dpa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *