Rodeadas de dunas y arena, las Cuevas de Mogao, en la República Popular China, testimonian la vida en tiempos de la Ruta de la Seda. Imágenes religiosas fueron plasmadas en la roca desde el siglo IV. Los europeos y los estadounidenses las vaciaron. Foto: The New York Times / Travel

Volver a la nota: De viaje por el desierto de los mil Budas

Deja un comentario