El sitio sacro de Bagan posee numerosos templos,  monasterios y lugares de peregrinación, así como vestigios arqueológicos, frescos y esculturas, según describe en un comunicado la Unesco. El lugar constituye un testimonio espectacular de la civilización que floreció entre los siglos XI y XIII en la región, cuando la antigua ciudad de Bagan era capital de un importante imperio búdico. (FOTOS: PIXABAY)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *