Sus agencias de viaje deberían cerrar, sus aviones dejar de volar y los empleados (unos 22.000 en el mundo, 9.000 de ellos en el Reino Unido) podrían perder sus empleos. FOTO: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 5 =