El lugar en cuestión se encuentra en Juan Fernández, un archipiélago ubicado a 640 kilómetros de la costa chilena donde el corsario escocés Alexander Selkirk fue abandonado durante cuatro años a principios del siglo XVIII. El evento inspiró la novela Robinson Crusoe. FOTO: BLOOMBERG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =