COMO EN EUROPA. Si bien es un hotel, el Fraimont Le Chateau Frontenac es uno de los símbolos de la ciudad. Un sitio para visitar, los alojemos o no. De estilo neoclásico, fue construido por una empresa de ferrocarriles

Volver a la nota: Un paseo culinario de alto nivel en Québec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =