La amabilidad de sus residentes, en cada comunidad, permite disfrutar no sólo de cada lugar sino ser parte del legado familiar con relatos e historias ricas en costumbres ancestrales. La gastronomía y el sabor íntimamente casero hacen degustar una variedad de platos que llevan sin duda el condimento propio de cada pueblo, donde los aromas se conjugan en un deleite. Foto: Tur Noticias

Volver a la nota: Conocer La Rioja por la Ruta de la Fe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 11 =