Imagen de un cráneo de un participante en la primera vuelta al mundo de la Marina de Guerra austriaca en 1858 que fue encontrado en el estómago de un tiburón.

Volver a la nota: La Torre de los Locos: un museo del horror en Viena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 4 =