Húmeda y lejana, cuando hace unos años Lituania logró desprenderse del ropaje socialista, Vilna se aferró a la religión católica y a la comunidad económica del euro. Foto: The New York Times/Cedoc Perfil

Volver a la nota: Vilna, un tesoro báltico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =