De potente polo industrial, la ciudad natal de Andy Warhol pasó a asilar escritores sin tierra. Transformación urbana, a 594 km de Nueva York.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + uno =