En la frontera entre California y Nevada, sitios como Leadfield, y Skidoo hirvieron de gente y avaricia durante la fiebre del oro. Hoy conforman un millón de hectáreas tenebrosas. Hay un museo, viejas minas y tour en busca de espíritus.

Volver a la nota: Viaje entre fantasmas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =