Caravanas de camellos transportando sal.

Volver a la nota: Un viaje por los inhóspitos y calurosos parajes del Danakil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + cuatro =