El exterior se terminó hace 3 años, pero muy pocos habían podido ver el interior, aún por acabar. El hotel planea abrir sus puertas en dos o tres años. Foto: AP

Volver a la nota: El «hotel fantasma», símbolo de la ambición norcoreana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + seis =