Para alcanzar esta terapia antiestrés, desde Buenos Aires se toman las autopistas Ricchieri y Ezeiza-Cañuelas y la RN 205. En total: 103,3 kilómetros. Foto: Secretaría de Turismo de Buenos Aires

Volver a la nota: Lobos, imperdible todo el año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =