Los elefantes utilizados como atracción turística son separados de sus madres a temprana edad y sometidos a un entrenamiento muy duro. Foto: Jens Kalaene/ZB/dpa

Volver a la nota: Turismo responsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + nueve =