El chef Anton admite estar «fascinado» de poder admirar todo París desde su nuevo restaurante, al que se accede por un ascensor privado. «Vengo una o dos veces por día. Tengo ganas de disfrutar al máximo», dice. FOTO: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + ocho =