Hallaron restos humanos de 9.000 años en la cueva sumergida más grande del mundo | Turismo

Hallaron restos humanos de 9.000 años en la cueva sumergida más grande del mundo

“Este es el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo”, dijo el explorador mexicano Guillermo de Anda. Está formada por la unión de las cuevas sumergidas Sac Actun y Dos Ojos, que unidas alcanzan una extensión de 347 kilómetros

Foto: AFP [ Ver fotogalería ]

Ficha

Nota publicada el 20 de febrero de 2018

La cueva sumergida Sac Actun, la más grande a nivel mundial y ubicada en la península mexicana de Yucatán, contiene vestigios que representan al menos 15.000 años de historia, informaron hoy los investigadores del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM). “Este es el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo”, dijo el explorador mexicano Guillermo de Anda, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

Los investigadores presentaron los avances y descubrimientos más recientes en Sac Actun, el mayor sistema de cavernas subacuáticas conectadas entre sí, ubicado en el sitio turístico y arqueológico de Tulum, en Quintana Roo. Está formada por la unión de las cuevas sumergidas Sac Actun y Dos Ojos, que unidas alcanzan una extensión de 347 kilómetros. El descubrimiento de este sistema fue anunciado en enero, tras varios meses de trabajo. “Estamos seguros de que va a crecer. Se va a ampliar porque la exploración continúa y estamos seguros de que se va a hacer una conexión todavía mayor“, dijo De Anda al señalar que existen más cuevas alrededor del sistema.

Los vestigios arqueológicos encontrados en Sac Actun van desde restos óseos de animales antiguos como osos perezosos gigantes y elefantes, cerámicas prehispánicas, hasta cráneos y huesos humanos que datan de unos 9.000 años. Estos restos humanos -que son tres diferentes en total- están siendo estudiados para identificar a qué período de la historia pertenecen. Los investigadores añadieron que también se han extraído muestras de ADN, como un diente de más de 10.000 años de antigüedad.

Es muy difícil que haya otro sitio en el mundo con estas características (…) hay un potencial de investigación enorme“, manifestó De Anda. Además del potencial arqueológico del lugar, Sac Actun también tiene una gran importancia ambiental y de biodiversidad por los millones de litros de agua dulce que alberga en sus más de 200 cenotes -puertas de entrada a laberintos sumergidos- y varias especies endémicas que ahí habitan.

En Sac Actun ya se descubrieron “más de 200 cenotes” con restos de “huesos de fauna extinta del Pleistoceno (que empezó hace más de 2,5 millones de años), como gonfoterios (elefantes antiguos), perezosos gigantes y osos”, develaron arqueólogos del INAH.  Además los accesos a la caverna muestran “un interesante patrón de modificaciones arquitectónicas, tales como muros, pasillos, altares, adoratorios, escalinatas”.

Y debajo del agua se encontrraron también diversas manifestaciones de actividad ritual. La antigua civilización maya percibía a las cuevas, “y especialmente a aquellas que daban acceso al agua, como los lugares de mayor sacralidad, como parte de su cosmovisión“. Los arqueólogos también encontraron vestigios de un “sorprendente” sitio en el que habría adorado el dios maya del cacao, de la guerra y benefactor de los mercaderes, con todo y su escalinata de acceso a través de un cenote, entre otros “adoratorios”. Huesos humanos quemados, así como diversas formas cerámicas y grabados en las paredes descubiertos en la cueva mantienen en el interés de los arqueólogos que seguirán motivando más investigaciones en la zona.

MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES

Los comentarios están cerrados.