De todo para hacer en Toronto

En primavera y verano se disfrutan los 1.500 parques y las playas de la capital de Ontario. Pero la ciudad no duerme. Fotogalería.

Desde las playas del este hasta High Park en el oeste, las opciones para salir son abundantes. Los locales suben a un bote rumbo a las islas periféricas. Foto: Diario Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: , , , , ,


Ver mapa más grande

Por Sarah Wildman (*)

Algo está pasando en Toronto. Mientras muchas ciudades lamentan la crisis económica mundial, boutiques y restaurantes parecen abrir cada semana en Toronto, y los vecindarios de inmigrantes todavía se sienten lingüística, gastronómica y gloriosamente distintos. La diversidad cultural parece ilimitada.

Día 1. Al mercado

Toronto está lleno de paraísos gastronómicos, pero el mercado del que todo el mundo habla es Kensington, que de hecho consiste en una serie de cafeterías con onda, puestos de frutas orgánicas y bares al margen del Barrio Chino, un mar de negocios con gente que habla en mandarín y cantonés. Empiece ahí, y ábrase paso hacia el mercado. Desde Sublime Cafe, camine a Bellevue Park; en sus límites está la preciosa sinagoga Kieverde, estilo bizantino renacentista, construida en 1927 por judíos ucranianos, evidencia de que el área alguna vez fue centro de inmigrantes judíos.

La calle Queen Street West no se quedó al margen de la explosión de restaurantes, y todos sirven excelente comida Lo más avant-garde es la moderna cocina canadiense de ingredientes regionales de Ursa (924 Queen Street West). El paisaje de música indie de Toronto florece después de las 23, en Poetry Jazz Café y en Dakota Tavern, refugio subterráneo para escuchar country (desde US$ 5).

Día 2. Día de arte

El desayuno-almuerzo es un deporte urbano en Toronto, y puede llegar a ser imposible encontrar un asiento. Luego, viene el arte. La Galería de Arte de Ontario impresiona con un armazón diseñado por Frank Gehry, nacido en Toronto. Este verano, una exitosísima exhibición de Picasso presentó joyas del Musée National Picasso de París.

El exuberante Parque Trinity Bellwoods está lleno de residentes y gente que hace yoga. A una cuadra está el Museo de Arte Contemporáneo Canadiense.

Ossington Street y sus alrededores forman un excelente barrio. I Miss You tiene vestidos Chanel de la década de 1980 (¡con las etiquetas puestas!) de US$ 800, ingeniosos vestidos de seda de la década de 1950 (US$ 85) y más. Penny Arcade Vintage explota lo viejo y lo nuevo, como fabulosa ropa interior y trajes de baño del estilo de la década de 1950 (US$ 140). En los negocios del vecino Parkdale puede encontrar más diseño local. Made You Look ofrece joyería de diseño canadiense. The Future of Frances Watson (1390 Queen St. West.) vende trajes de baño sin tirantes de una pieza e inspiración clásica marca Insight (US$ 160) y pantalones de mezclilla cruda japonesa de cintura alta desde US$ 130.

Luego de las compras, un descanso tomando cerveza en Bellwoods Brewery, sobre Ossington Avenue. Pruebe la Farmhouse Saison (7,5 dólares). La calle principal del barrio portugués, Dundas St. West, sigue siendo portuguesa durante el día, ya que todos hablan en su lengua natal, pero al caer la tarde es cosmopolita.

Día 3. Un domingo

Un café y escones caseros es lo que hay que pedir en Ella’s Uncle (916 Dundas Street West), en el barrio portugués. Desde las playas del este hasta High Park en el oeste, las opciones para salir son muchas. Pero esta mañana haga lo mismo que los locales: súbase a un bote rumbo a las islas periféricas. Desde el Ferry hay salidas cada treinta minutos por US$ 7). En la playa, alquile bici, juegue vóleibol o disfrute de la panorámica lejanía de Toronto.

EN FOTOS | DE TODO PARA HACER EN TORONTO

 

(*) The New York Times / Travel. Nota publicada en el Diario Perfil el sábado 1 de diciembre de 2012

Un comentario en “De todo para hacer en Toronto

  1. Pingback: ‘A lo Clinton’, el alcalde se relaja: ‘Tengo bastante sexo oral’ | Lo mejor de Veracruz

Deja un comentario