VACACIONES 2013

Tandil, para olvidarse de todo

Ofrece atractivos naturales y una entretenida movida cultural. Excelente alternativa para alejarse del cemento y renovar energías.

Monumento de Don Quijote y Sancho Panza en Tandil. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuánto tiempo ir: , , días

Cuándo ir:

Con quién ir: , ,

Ideal para: , , , , ,


Ver mapa más grande

Cada vez es mayor el número de turistas locales y extranjeros que eligen la ciudad bonaerense de Tandil para unas merecidas vacaciones o una escapada de fin de semana. Y es que de características modernas, este sitio con varios años de historia no deja de crecer para ofrecer cada día mejores servicios al viajero. Ampliamente beneficiada por espacios naturales de mágica belleza, posee además infraestructura hotelera de primera categoría, estancias donde refugiarse de todos los ruidos citadinos y entretenidos campings para quienes buscan opciones más económicas.

Más conocida por ser el lugar donde se consiguen los más ricos quesos y salamines destinados a la clásica picada argentina que precede a las carnes asadas, los historiadores aseveran que su nombre proviene de un antiguo cacique aborigen, aunque hay otras versiones que indican que en lengua mapuche o araucana significa “piedra que late”. Pujante y en pleno crecimiento, invita al viajero a visitarla los 365 días del año con actividades para todas las edades y gustos.

Ahí se ubica la legendaria Piedra Movediza, con su clima húmedo y de bajas temperaturas en invierno, cuenta también con imperdibles cabalgatas entre las sierras, valles y arroyos, recorridos de trecking en los más destacados cerros y la posibilidad de respirar aire puro a menos de cuatro horas de Buenos Aires, capital. Un sitio donde el espíritu de pueblo aún persiste inmerso en un agreste entorno que invita a la aventura, pero que también se conjuga con una completa actividad cultural y nocturna digna de una capital.

Para disfrutar al aire libre

  • Una de las curiosidades geológicas más pintorescas de este lugar es el Cerro El Centinela, que alberga un monumento granítico de extravagante aspecto colocado en posición vertical. Hasta allí se puede llegar en aerosilla y disfrutar en el camino de las mejores vistas de la ciudad. Una vez arriba hay espacios gastronómicos para tentarse con algún plato regional.
  • Otro de los sitios imperdibles es la Reserva Natural Sierra del Tigre, unas 150 hectáreas de flora y fauna natural, con antiguas canteras, cavas y construcciones de piedra, senderos, casas y pircas pertenecientes a antiguos picapedreros. En el acceso, se recomienda hacer una parada en la Estación Biológica.
  • Para la recreación el espacio ideal es el Lago del Fuerte, donde se pescan pejerreyes y hay un balneario con un complejo de piletas, parrillas, confitería y juegos infantiles. Dentro del predio, está el Mercado Artesanal para llevar algún recuerdo.
  • Muy cerca está el Parque Soñado de los Niños y el Paseo Mapuche. Siguiendo camino se llega hasta el Monumento de Don Quijote y Sancho Panza.
  • Finalmente, el Paseo de los Pioneros, un espacio público con senderos vehiculares y peatonales que llevan hasta la cima de la Sierra de las Ánimas, donde es recomendable ir con un guía local.

Espacios culturales

La ciudad también propone un recorrido por destacados museos como el de Bellas Artes (Chacabuco 353) con exposiciones itinerantes y permanentes, de martes a viernes de 8.30 a 12 y de 17 a 21, sábados y domingos de 16 a 20; la Casa Atelier Marita Fernández de Barragán (Montevideo 1152) abre sábados, domingos y feriados de 16 a 19.30; el Museo Tradicionalista (4 de Abril 851) de martes a domingo entre las 14 y las 18; el Museo Religioso (Altos de la Iglesia Smo. Sacramento); y, el de Ciencias Naturales (Mitre 386) de martes a domingo  de 9 a 12 y de 16 a 20. También está el Molino Papelero todos los viernes, sábados y domingos; y, la Granja Los Pibes con un mini zoo, una casita de artesanías y productos regionales.

Por aire, tierra y agua

Las actividades para realizar en el territorio tandilense son infinitas y  buscan conectar al viajero con la naturaleza. Entre los sitios elegidos por grupos de jóvenes y empresas está el famoso Rancho de Popy. Para los amantes del golf Valle Escondido es un lugar privilegiado donde hacer deporte entre las sierras. Sobre ruedas hay excursiones en 4×4, cuatriciclos, enduro y salidas preparadas por especialistas en mountain bike.

Para quienes gustan de la adrenalina, todo el año se practica parapente, paracaidismo en sus distintas modalidades y vuelos de bautismo en planeador o paseos en ultralivianos. (Aero Club Tandil, Club de Planeadores y Club Límite Azul). En el agua se hacen salidas de pesca, windsurf y canotaje. A pie, se organizan jornadas de trecking de medio día o varias jornadas, cabalgatas y avistajes de aves.

Sabores serranos

Los productos regionales que deleitarán paladares son los salamines, dulces, frambuesas, quesos, chacinados y alfajores, entre las producciones artesanales.

 

Cómo llegar

  • Desde Buenos Aires son 331 kilómetros. Se puede tomar la RN 3 hasta Las Flores donde se conecta con la RP 30 y una vez en el partido se cruza la RN 226, principal arteria de ingreso a la ciudad. Hay varias empresas que llegan hasta la Terminal de Ómnibus y también está el tren que sale desde Constitución.

13 Comentarios en “Tandil, para olvidarse de todo

  1. Pingback: Tandil, mucho más que quesos | Turismo

  2. Pingback: TANDIL, MUCHO MAS QUE QUESOS | argentinosencasa.com

Deja un comentario