Este verano, la Patagonia le ganó a la costa atlántica bonaerense

Es por los precios y por la variedad de posibilidades que ofrece. Como premio para los turistas, hubo una ola de calor que inundó las playas.

En San Martín de los Andes casi todas las cabañas y hostels estuvieron completos durante enero; sólo hubo algunos sitios disponibles en hoteles y albergues.

En San Martín de los Andes casi todas las cabañas y hostels estuvieron completos durante enero; sólo hubo algunos sitios disponibles en hoteles y albergues. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Por Lorena Roncarolo desde Bariloche (*)

En una temporada de verano histórica, las ciudades turísticas de Río Negro y Neuquén se imponen a los tradicionales balnearios de la costa atlántica bonaerense. El verano rionegrino arrancó con niveles de ocupación que superan el 85% en toda la provincia.

Más allá de la gran afluencia de turistas, la provincia del norte patagónico recibió la primera quincena de enero con temperaturas que superaron los 30º, lo que generó una explosión en las playas no sólo de la costa atlántica, sino también de la zona cordillerana.

Estimamos que hay más de 300 mil turistas circulando por la provincia”, señaló el ministro de Turismo rionegrino, Angel Rovira Bosch, sin poder disimular su optimismo.

Desde esta cartera provincial, indican que el balneario El Cóndor alcanza casi el 100% de ocupación; Playas Doradas y El Bolsón se encuentran por arriba del 95%; Las Grutas llega a un 85% los fines de semana. También Bariloche supera el 85%, cuando para esta misma época del año pasado, apenas arañaba el 40%. Localidades como Río Colorado, General Roca y Cipolletti lograron superar el 70% de ocupación ya que muchos turistas del norte del país que se dirigen hacia la cordillera rionegrina o la costa atlántica, por lo general, deciden “hacer noche” en el Valle.

En tanto, en la costa atlántica bonaerense la ocupación no superó el 70% en el caso de Pinamar y el Partido de la Costa (único que aumentó su caudal de turistas respecto de 2012), o el 60% de Mar del Plata. La caída en comparación con el buen verano del año pasado va de un 20 a un 25%, lo que repercute en actividades anexas, como el teatro, cuyos empresarios se quejan de la poca demanda en boleterías.

Análisis. “Nos visitan muchas familias con hijos que se trasladan en auto y recorren, pero también tenemos muchos grupos de jóvenes de entre 20 y 35 años”, explicó Rovira Bosch. Incluso la zona del Valle rionegrino se vio favorecida por esta explosión turística.

¿La clave del éxito ante semejante temporada? Funcionarios y empresarios turísticos coinciden en que tienen valores para todos los bolsillos. “Y tenemos precios más baratos que la costa bonaerense. Nuestro mercado hotelero acompaña con las tarifas. Muchos bungalows para cuatro personas en Bariloche cuestan más baratos que alquilar una carpa en la playa. Es el reflejo de por qué la gente elige Río Negro”, remarcó Daniel García, presidente de la Cámara de Turismo provincial.

En Bariloche, por ejemplo, hay más de cien hostels. Ni hablar de los campings. “A pesar de que la crisis política en la ciudad es tapa de todos los medios, Bariloche ha vuelto a ser una opción del turismo nacional. El turista puede elegir desde una hostería sencilla hasta un Llao Llao”, acota Claudio Roccatagliata, presidente del Emprotur Bariloche.

En Las Grutas, un clásico destino de playa, se avizoraba un crecimiento enorme; de ahí que a lo largo de 2012 se agregaran 4 mil camas a la oferta de alojamiento. Otra de las grandes sorpresas fue el balneario El Cóndor, en el Golfo San Matías, a sólo 30 kilómetros de Viedma, que cuenta con más de 200 kilómetros de playas. Para todos los gustos: agrestes, con acantilados, playas especiales para pescar. Otras, ideales para deportes de viento.

En las casas de alquiler, ya no tenemos disponibilidad. En este momento, tenemos 22.850 plazas ocupadas entre Viedma y El Cóndor. Nos eligen muchas familias ante la posibilidad de tener río y mar a la vez. Antes, éramos un lugar de paso; ahora notamos que vuelven. Pero no sólo eso: vienen y se quedan”, dice Erica Ramos, subsecretaria de Turismo de El Cóndor.

A través del Plan de Recuperación de Demanda lanzado el año pasado, luego de la debacle producida por la erupción del volcán chileno Cordón Caulle, los empresarios rionegrinos acordaron un cuadro tarifario competitivo.

Pero además, se llevó a cabo una fuerte campaña promocional online, a través de las redes sociales, que priorizó no sólo el turismo interno, sino también Chile y Brasil. “Trabajamos desde principios de noviembre porque es el momento en que las familias deciden adónde ir de vacaciones. Y la promoción se focalizó vía Internet porque los datos son contundentes: en 2012, unos $ 3.800 millones se comercializaron a través de Internet para viajes y turismo. En 2009, ese número rondó los $ 1.100 millones”, concluyó Rovira Bosch.

TAMBIÉN EN ENTRE RÍOS

La provincia messopotámica más cercana a la Ciudad de Buenos Aires también está teniendo un verano que luce prometedor. El ministro de Turismo de la provincia, Hugo Marsó, afirmó que en las dos primeras semanas de enero la provincia tuvo “casi el 90% de ocupación”, con su oferta de termas, río y parques nacionales.

Además, según informa el portal Entre Ríos Digital, sobre la base de datos del Consejo Mixto de Turismo de Gualeguaychú, la primera quincena del mes de enero terminó con una ocupación del 71% en hotelería. El número es similar al de 2012. El intendente local, Juan José Bahillo, rescató que “la temporada en Gualeguaychú es muy auspiciosa y esperamos tener este tipo de ocupación todos los fines de semana”.

Como casi todos los destinos, ante el cambio de costumbres turísticas, la apuesta es por los fines de semana. En el caso de Gualeguaychú, además, tiene para ofrecer el Carnaval como argumento para extender las estadías. Colón y Concordia también arrancaron el año con buenos índices de ocupación.

 

* Nota publicada en el Diario PERFIL el sábado 19 de enero de 2013