Templos de Java, espiritualidad y encantos que llegan del pasado

En Indonesia, la mayor nación musulmana del mundo, dos templos son testigos de un pasado religioso que ya no existe. Galería de imágenes.

Amanecer en el majestuoso templo budista de Borobudur. Foto: PT. Tamon Wisata Candi/dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: , , ,


Ver mapa más grande

Por Thilo Resenhoeft (dpa)

Yogyakarta es el centro cultural de Java, la principal isla de Indonesia. A una distancia de 20 y 40 kilómetros de esta ciudad se encuentran dos de los lugares de interés turístico más importantes del país: los templos de Borobudur y Prambanan. En Indonesia, la mayor nación musulmana del mundo, los dos templos son testigos de un pasado religioso que ya no existe.

Prambanan está dedicado al dios hindú Shiva. Borobudur es el mayor templo budista del archipiélago indonesio. Los dos son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, los dos atraen a los turistas y, por esto, son de importancia económica para la región. Muchos turistas inician su visita a Indonesia en Yogyakarta.

El viaje tiene como primer destino el complejo de Prambanan, donde inmediatamente llaman la atención las cuatro torres gigantes del templo de Jonggrang. La más alta mide 47 metros. El complejo nació en los siglos IX y X. Según los arqueólogos, probablemente fue construido por órdenes de un rey llamado Dhaksa. El complejo se levantó para venerar al dios hindú Shiva. Actualmente, más del 90 por ciento de los indonesios son musulmanes, por lo que el mayor templo dedicado a Shiva en Indonesia atestigua una creencia casi totalmente desaparecida en el archipiélago.

El complejo tiene una forma cuadrada y está rodeado de muros y cuatro grandes torres que encierran varias terrazas. En la terraza más alta se encuentran los tres templos dedicados a Shiva, Vishnu y Brama. A un nivel más bajo están situados otros tres templos, más pequeños. Algunos templos se pueden visitar, otros están siendo restaurados actualmente. Los responsables de la conservación del complejo cierran de vez en cuando diferentes áreas. Numerosos relieves tallados en piedra muestran escenas religiosas y símbolos.

En el terreno, que abarca varias hectáreas, hay más conjuntos arquitectónicos. Sin embargo, la principal atracción para los turistas extranjeros y nacionales y para los alumnos que visitan el complejo es el Lara Jonggrang. Los turistas extranjeros suelen pedirles a los indonesios que les saquen fotos en los escalones de las escaleras empinadas.

En plena noche, muchos turistas viajan desde Yogyakarta al segundo mayor templo, el de Borobudur. A la luz del sol, que sale hacia las 05:45 horas, el imponente templo budista con sus siete niveles piramidales luce especialmente impresionante.

La entrada, que cuesta 180.000 rupias (unos 13 euros o 17,5 dólares), extremadamente cara para un país como Indonesia, da derecho a acceder ya durante la noche al templo y a sentarse sobre los escalones para contemplar la salida del sol. Cuando uno baja hacia los niveles inferiores del Borobudur, que poco a poco se van iluminando, pronto sale de la oscuridad el volcán Merapi. Al mismo tiempo comienza la oración de la mañana. Las encarecidas alabanzas de los muecines ascienden por el templo. El alba se puede contemplar durante unas dos horas y media, desde las 04:00 hasta las 06:00. Sólo después viene la mayor parte de los visitantes.

El complejo se construyó entre los años 778 y 850, durante la dinastía Sailendra. Alrededor del año 1000, cenizas volcánicas cubrieron el complejo casi cuadrado, que tiene una altura de más de 35 metros y una longitud de unos 120 metros. Para su construcción se utilizaron unos 56.000 metros cúbicos de piedra volcánica.

Tras una primera restauración, entre los años 1907 y 1911, el templo, que corría el riesgo de derrumbarse, fue desmontado y reconstruido, como un gigantesco rompecabezas, entre 1973 y 1983. Alrededor de un millón de piedras fueron sacadas, limpiadas y colocadas nuevamente en su sitio. Durante este ingente trabajo fueron desplazados 29.000 metros cúbicos de piedras, lo que en algunas partes del complejo dejó ciertos daños.

Aunque actualmente están rodeados por comunidades musulmanas y sus mezquitas, se dedican grandes esfuerzos a conservar ambos templos. Las construcciones arcaicas tienen un encanto característico, exótico y fascinante.

GALERÍA DE IMÁGENES

DATOS ÚTILES

  • Cómo llegar: Varias compañías aéreas vuelan desde todas partes del mundo al aeropuerto internacional de Yakarta, muchas veces haciendo escala en Singapur o Kuala Lumpur. Desde Yakarta hay vuelos nacionales a Yogyakarta. Para entrar en Indonesia los turistas necesitan un visado. Cuando la estancia en Indonesia no supera los 30 días, ese visado se puede comprar a la llegada.
  • Cuándo viajar: El tiempo en Indonesia es durante todo el año soleado y caluroso. Durante la temporada de lluvias, apoximadamente de octubre a marzo, se registran fuertes precipitaciones. La estación seca comprende los meses de junio a septiembre.
  • Moneda: Un euro equivale a 12.932 rupias, un dólar a 9.615 rupias.
  • Hora: Indonesia tiene tres husos horarios. En el invierno (europeo), la hora en Java va siete horas por delante de la hora GMT. En el verano (europeo), la diferencia es de ocho horas.
  • Más información en Internet:www.indonesia.tourism.com

Seguinos en Twitter: @TurismoPerfil

Deja un comentario