PROVINCIA DE FORMOSA

Un paraíso por descubrir en el norte argentino

La flora y la fauna imperan en Herradura, repleta de selvas y ríos. Una propuesta turística encantadora para alejarse de los ruidos citadinos.

La villa turística de Herradura, en el Departamento de Laishí, es uno de los destinos en franco crecimiento del extremo sureste de la provincia de Formosa. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuánto tiempo ir: , días

Cuándo ir:

Con quién ir: , ,

Ideal para: , , ,


Ver mapa más grande

Fuente: Agencia Tur Noticias

La villa turística de Herradura, en el Departamento de Laishí, es uno de los destinos en franco crecimiento del extremo sureste de la provincia de Formosa. Una urbe circundada por lagunas y grandes extensiones de vegetación, que invitan al recién llegado a ponerse en contacto con la naturaleza, disfrutar de un safari fotográfico o un entretenido avistaje de aves.

Distante 41 kilómetros al sur de la ciudad Capital de Formosa, Herradura se posiciona sobre los márgenes del río Paraguay y alberga entre sus principales riquezas un conjunto de arroyos, lagunas y riachos que permiten a los amantes de la pesca obtener grandes ejemplares de corvinas rubias, dorados y surubíes. Una característica que influye de manera directa en la gastronomía regional.

Con un clima de cálidas temperaturas y abundantes lluvias durante todo el año, la ciudad de Herradura se distingue de otras zonas formoseñas por su gran capacidad productiva, que se observa en el desarrollo de praderas, campiñas, montes y bosques. Esta condición lleva al viajero a transitar por senderos de abundante vegetación y fauna autóctona.

Foto: tripintravel.com

Foto: tripintravel.com

La urbe está también surcada por los ríos Salado, Coltapick y Ramírez, algunos de los cuales desembocan en la Laguna Herradura, que a su vez, deriva en el río Paraguay. Se suman dos espejos de agua dulce de menor importancia conocidos como “La Verde” y “Laguna Verde”, y diversos esteros que tientan a los paseos náuticos ideales para jornadas de relax hasta el atardecer.

En la ciudad de Herradura y los alrededores de la laguna homónima, el viajero encuentra complejos de cabañas y campings para el alojamiento. Espacios recomendados para alejarse de los ruidos citadinos, y disfrutar de la llegada de la noche a la vera de un fogón y los acordes de una guitarra. Con todos los servicios necesarios, ofrecen diversas actividades al aire libre.

Una de las propuestas más habituales son las caminatas por senderos especialmente preparados en la inmensidad del monte formoseño. Un entretenido circuito, ideal para el avistaje de llamativos monos carayá en su hábitat natural, así como de distintas especies de aves a orillas de la laguna. También las agencias locales ofrecen safaris fotográficos con guías lugareños para aprender sobre la flora y fauna local.

Foto: tripintravel.com

Foto: tripintravel.com

Para los que gustan de los sonidos de la naturaleza, nada mejor que acercarse al Camping Municipal, a unos 4 kilómetros del puente que se erige en el ingreso a la ciudad sobre el riacho Salado. Allí, hay bajada de lanchas y también un completo centro de servicios para información al visitante.

En caso de decidirse por una salida de pesca, los insumos se adquieren en el pueblo. Y una de las opciones recomendadas es la contratación de un guía local para encontrar los “pozones” donde hay mayor pique, no sólo de corvinas rubias -que en la ciudad dieron lugar a una Fiesta Internacional– sino también de surubíes, dorados y pacúes.

Los orígenes

Herradura es una de las primeras urbes de la provincia, y varias son las versiones acerca de los hechos que le dieron su nombre. Una de las versiones asevera que la denominación es “Erradura”, luego de que los primeros exploradores que pisaran la región en el siglo XVI confundieran al río Paraguay con la laguna local.

La otra versión histórica afirma que el nombre de la ciudad proviene de la confluencia de los ríos Salado y Paraguay, entre los cuales se emplaza la laguna principal, cuya disposición es similar en su forma a la herradura de un caballo.

En tanto, la ciudad también supo con el tiempo adquirir diversos nombres. Sobre finales de 1890 se la conocía como Curupayty, otra de las denominaciones fue Colonia Aquino y también Paso del Telégrafo, cuando las líneas se extendían desde Resistencia (Chaco) a la ciudad de Formosa pasando por la urbe.

Flora y fauna

Un paraíso natural escondido en el norte argentino

Además de ser un típico pesquero de la región argentina del Litoral, Herradura se distingue por los viveros de plantas ornamentales como muestrarios, a pequeña escala, de la vegetación que bordea la laguna. En la selva en galería afloran timbóes, ingáes, guayacanes, ceibos, laureles y lapachos, rodeados de enredaderas. También el árbol de ambay, muy elegido por lugareños por sus propiedades medicinales.

En cuanto a los animales característicos de la zona, están los enormes yacarés que posan indiferentes a la visita de los turistas; bandadas de garzas en las orillas de los riachos; y, grupos de monos carayá que dan aviso sobre su presencia y permiten al viajero alistarse para filmarlos o sacarles fotografías.

Algunos datos útiles

  • Los visitantes encuentran a orillas de la Laguna Herradura el camping Chuqui-cué, un sitio que a fines del siglo XVIII fue habitado por una misión jesuítica conocida como Timbó. Se trata de unas 15 hectáreas con parrillas, luz, leña, sanitarios, restaurante con elaboración de comidas típicas, guardería de lanchas y estacionamiento.
  • Algunas de las actividades del camping son los tours botánicos, cabalgatas, paseos en bicicleta, las canchas de fútbol y vóley, las salidas de pesca, los deportes náuticos y también para los más pequeños una granja educativa en las que se encuentran patos, gansos, ovejas y gallinas.
  • En cuanto a los complejos de cabaña, una de las opciones es La Florencia con paquetes especiales para la Fiesta de la Corvina. El lugar ofrece desayunos, frigobar, acceso a internet, películas de alquiler, botes para paseos en los esteros y piletones donde se crían pacúes.
  • El sitio de unas 11 hectáreas -al que se accede por un camino vecinal, 50 metros antes del puente sobre el río Salado- alberga una reserva botánica, donde se identifican distintas especies arbóreas del monte formoseño.
  • Los hospedajes en la provincia de Formosa varían entre U$S 42 y 80, ya sea en cabañas, hoteles o bungalows. Las opciones más económicas son los campings.

Apartados de lujo

  • Las provincias argentinas de Chaco y Formosa proponen al turismo extranjero internarse en las raíces de la cultura litoraleña en un grupo de pequeñas comunidades que se erigieron hace más de un siglo y comparten una identidad propia que espera ser descubierta, bajo la denominación de Comarca del Bermejo.
  • Otros destinos imperdibles de la provincia de Formosa son el Parque Nacional Río Pilcomayo, con 47 mil hectáreas que protegen un área donde predominan esteros, bañados y sabanas de palma blanca o caranday; el Bañado la Estrella, una importante reserva faunística que se recorre en piragua; y la Reserva de Biosfera Laguna Oca del río Paraguay en la ciudad Capital.

Cómo llegar

  • El acceso vía área es a través del Aeropuerto Internacional Formosa, con tres vuelos por semana. En ómnibus hay varias empresas provenientes de Buenos Aires, Córdoba, Salta, Tucumán, Chaco, Corrientes, Misiones, Entre Ríos y de la República del Paraguay.
  • En auto, el acceso se realiza por Ruta Nacional 11 y empalme con la Ruta Provincial 1. La distancia a Buenos Aires es de 1.181 kilómetros; a Córdoba, 1.037; y a Resistencia (Chaco) 169.

Un comentario en “Un paraíso por descubrir en el norte argentino

  1. marcelo centurión | 18/05/2013 | 3:08

    siempre que puedo voy a pescar a Herradura, un hermoso lugar,el pueblo,su gente,todo es cálido y muy tranquilo.-

Deja un comentario