Turismo por los techos de Estocolmo

Una atípico y emocionante paseo a cuarenta metros de altura explora las azoteas de edificios emblemáticos. Fotos

Desde las alturas. Los techos del Parlamento y la iglesia de Riddarholmen en Estocolmo son escenarios del alpinismo urbano. Hay tours diurnos y nocturnos, en los que al equipamiento de arneses, cuerdas y cascos se agregan linternas. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir:

Ideal para: , , ,


Ver mapa más grande

Por Valeria Vizzon. Nota publicada en el Diario PERFIL el sábado 18 de mayo de 2013.

El techo de la casa es ese lugar que sólo recordamos cuando deja pasar
una gotera. Sin embargo, el Indio Solari (de Patricio Rey y sus Redonditos
de Ricota) le dedicó una canción a la muerte de Pablo Escobar Gaviria en los techos de Medellín (Me matan, Limón!); Papá Noel accede por ahí a las chimeneas y el violinista tocaba en el tejado. En Estocolmo las azoteas también son protagonistas en el tour que ofrece la firma sueca Upplev Mer.

No apta para los que sufren  de vértigo, el objetivo es descubrir la ciudad antigua de Estocolmo desde otra perspectiva. Con una versión nocturna y otra diurna, el tour, de poco más de una hora, propone una caminata a 40 metros de altura por los techos del Parlamento, un edificio que data del siglo XIII, y la iglesia de Riddarholmen, levantada por los franciscanos en el siglo XI.

Enlazados con cuerdas, protegidos por arneses, con cascos y en fila india, un guía-escalador profesional va contando detalles de los atractivos turísticos. En tanto, un arnés de seguridad, unido a una correa de metal que rodea todo el perímetro del techo, protege a los osados turistas  de una eventual caída.

Debido al riesgo de la iniciativa, los grupos son reducidos, no más de 15 personas, por lo tanto es importante reservar con anticipación. Por la noche, las linternas acompañan el recorrido y le brindan más adrenalina. Esta versión, denominada “Los oscuros secretos  de Estocolmo”, está basada en historias de misterio y crímenes sucedidos en la capital sueca.

Una emocionante caminata a cuarenta metros de altura explora las azoteas de edificios. Dotados de arneses y cuerdas, los aventureros buscan una mirada atípica de la ciudad europea. Una emocionante caminata a cuarenta metros de altura explora las azoteas de edificios. Dotados de arneses y cuerdas, los aventureros buscan una mirada atípica de la ciudad europea. Una emocionante caminata a cuarenta metros de altura explora las azoteas de edificios. Dotados de arneses y cuerdas, los aventureros buscan una mirada atípica de la ciudad europea. Una emocionante caminata a cuarenta metros de altura explora las azoteas de edificios. Dotados de arneses y cuerdas, los aventureros buscan una mirada atípica de la ciudad europea.

ALPINISMO URBANO

Esta modalidad, que se practica en forma ilegal en la mayoría de los países donde tiene adeptos, consiste en escalar sobre obras arquitectónicas, con el consecuente problema de que gran cantidad de estos edificios son propiedades privadas. Italia – con una asociación especializada y hasta torneos– y España son los países con mayor número de fanáticos del trekking urbano.

El francés Alain Robert, conocido como “Spiderman”, es el referente más conocido de esta práctica. Ha escalado a sus 40 años los setenta edificios más altos del mundo sin más ayuda que sus manos y piernas. El Empire State, las Sears Towers de Chicago, la Torre Eiffel y las Petronas de Kuala Lumpur integran la lista de algunas de sus proezas. En la web: http://www.upplevmer.se/en

Deja un comentario