PROVINCIA DE MENDOZA

El desafío de conquistar el Aconcagua, el techo de América

El cerro Aconcacua alcanza los 6.900 metros de altura. Llegar hasta la cima es una de las actividades que buscan los turistas extranjeros.

Ficha

Región: , ,

Cuándo ir: ,

Con quién ir:

Ideal para: ,


Ver mapa más grande

Fuente: Agencia Tur Noticias

El Aconcagua es la montaña más alta de toda América. También conocido como El Centinela de Piedra es uno de los destinos más buscados de Mendoza, en el cuyo argentino, debido a sus majestuosos paisajes.

La provincia de Mendoza es reconocida por sus pistas de esquí, cálidas termas, bodegas y pintorescas ciudades como Malargüe o San Rafael, y, para visitantes extranjeros que gustan de los extremos desafíos, está el Parque Provincial Aconcagua, al límite con Chile.

Se trata de un área protegida desde 1983 con el objetivo de resguardar sus valores naturales y culturales. Se extiende a lo largo de unas 71 mil hectáreas sobre la Cordillera de los Andes y alberga en su interior invaluables riquezas patrimoniales.

Dentro del parque, el sitio elegido por miles de andinistas es el Cerro Aconcagua, más conocido como “techo de América”, que da nombre a la reserva y representa la montaña más alta de Occidente con 6962 metros. Desandar camino por diversos recorridos es el objetivo de quienes eligen esta alternativa donde es posible observar una particular vida animal y vegetal por las condiciones climáticas. Ahí se pueden hacer recorridos de alta exigencia, circuitos acordes para quienes tienen una mejor ejercitación. Según los especialistas, más que el cuerpo, hay que preparar la mente y tomar el desafío con absoluta tranquilidad.

Según dicen los expertos montañistas internacionales que han escalado en el Himalaya, los casi 7.000 metros del Aconcagua representan psicológica y fisiológicamente varias centenas de metros más. Este fenómeno se debe a que en el Himalaya hay vegetación hasta los 5.000 metros, en la cordillera de los Andes Centrales solamente hasta los 3.500- 4.000 metros. La humedad relativa ambiente es muy escasa y el espesor de las capas de la atmósfera, en esta zona del globo terráqueo, tienen particularidades que determinan estos efectos.

En la zona crecieron una gran cantidad de empresas prestadoras de servicios para alivianar las caminatas, y en los campamentos es posible contratar baños, hospedajes y comida en domos. El equipo será de vital importancia para esta aventura, mientras el itinerario es a libre elección, pero siempre respetando las condiciones básicas y dando aviso de ingreso y egreso por cualquier emergencia que pueda surgir. Las postales serán únicas y de regreso la percepción del mundo totalmente diferente.

HUELLAS DEL PASADO

La desafiante aventura de conquistar el "techo de América"

La palabra Aconcagua, de acuerdo a la lengua quechua, significa “Centinela de Piedra”, pero en aymara podría ser interpretado como “Monte Nevado”. En el área fueron encontrados destacados hallazgos arqueológicos y es que por estos caminos también transitaron hace cientos de años diversas comunidades aborígenes.

El Parque constituye una de las partes finales del extenso Camino del Inca, que nace en Colombia, pasa por Chile y atraviesa siete provincias argentinas. Un grupo de expedicionarios encontró en la zona de Pirámide un fardo funerario de origen incaico de un niño con ofrendas asociadas.

LAS ADVERSIDADES DEL CLIMA
  • En las primeras áreas del Parque, situado a unos 180 kilómetros de la ciudad Capital, el viajero encontrará que el aire es frío y seco durante todo el año, con temperaturas bajo cero durante las noches aunque pueden alcanzar los 30 grados los días de verano.
  • La temporada de acceso comienza a mediados de noviembre y se extiende hasta marzo, pero para los aficionados también hay salidas restringidas en invierno cuando la mínima cuando cae el sol puede llegar a -15 grados luego de una jornada con apenas 10 hasta los 2800 metros.
  • A medida que se asciende los grados bajan, y los vientos suelen ser muy fuertes.
HABITANTES ETERNOS

Pese a estas rigurosas condiciones, existe en toda el área una amplia variedad de vida vegetal y animal. Durante la temporada estival, en los valles emergen pinceladas amarillas y los arbustos son más bien achaparrados. Llamativamente, entre las rocas y a muy importante altura aún se ven hierbas perennes como la cola de quirquincho y la escarapela.

Entre la fauna pueden encontrarse guanacos, pumas y zorros. Las especies de aves son diversas, desde muy pequeños como el picaflor andino hasta otros de mayor envergadura como halcones o el cóndor andino. Pasando los 4 mil metros el escenario el absolutamente rocoso y generará una sensación de inmensidad a cielo abierto.

LOS RINCONES MÁS VISITADOS
  • Dentro del Parque descansan impactantes glaciares como el Polaco que se extiende por unas 700 hectáreas, el Güssfeld aún mayor y Las Vacas con una superficie aproximada de 2 mil hectáreas.
  • Entre los destinos posibles, están Plaza Francia -uno de los preferidos-, a solo sólo 25 kilómetros del ingreso partiendo desde Puente del Inca hasta 4100 metros, donde los andinistas organizan campamentos.
  • Más adelante, está Plaza de Mulas a unos 35 kilómetros, ideal para una buena aclimatación a la altura y acampar.
  • Plaza Argentina, alcanza los 62 kilómetros y la más exigente es la cima del Aconcagua, en el extremo sur de la cadena Penitentes.
  • Otro de los atractivos lo constituye Laguna de los Horcones, y por la Quebrada que lleva este mismo nombre ingresan la mayoría de los visitantes, luego de un puesto donde está el Guarda parques. El otro acceso es por el río de las Vacas y entre las rutas menos concurridas está la del Glaciar de los Polacos, que requiere conocimientos de escalada en hielo. La cumbre norte es más elevada y por tanto más exigente.
  • Entre las opciones, puede hacerse el trecking de tres días, las salidas diarias, el campamento base y ascensos que duran unos 20 días. Las excursiones incluyen servicios de transporte, comida, tienda, guías y alojamiento con colchonetas aislantes, variando los precios de acuerdo a las preferencias y el bolsillo.
DATOS ÚTILES
  • Equipo: Lentes de montaña, botas de trecking, mochila, bastones, colchoneta aislante, carpa de montaña, protector solar, agua, comida y suficiente abrigo.
  • Ingreso: Es obligatorio sacar un permiso personalmente en el Centro de Atención al Visitante, situado en Avenida San Martín 1143 de Mendoza Capital. El horario es de lunes a viernes de 8 a 18; sábado y domingo de 9 a 13. Los valores son diferenciados para argentinos y extranjeros.
  • Hay programas de entrenamiento acelerado, con una rutina semanal, capacitación y un número para consultas desde 250 dólares.
  • Se deben ingerir entre 3 y 5 litros de líquido por jornada para facilitar la aclimatación. Lo ideal son los jugos que contienen azúcar. Y los alimentos en la marcha deben ser frutas secas o deshidratadas, caramelos y barras de cereales.

CÓMO LLEGAR. Desde Buenos Aires es posible llegar por RN 7 directamente hasta el Parque Provincial Aconcagua. En los 180 kilómetros de distancia desde la ciudad Capital se pasa por Potrerillos, Uspallata, Polvaredas, Punta de Vacas, Penitentes y Puente del Inca. Por avión, hay vuelos diarios hacia el Aeropuerto Internacional de Mendoza, en la localidad de Las Heras.

11 Comentarios en “El desafío de conquistar el Aconcagua, el techo de América

  1. Jordi | 13/06/2013 | 15:35

    Para los que amamos la montaña lamentamos que se hayan comercializado gran parte de los ascensos. Antes Plaza Francia y Plaza de Mulas eran campamento de andinistas de vocacion con sus equipos y el ambiente era francamente compartido con gente de montaña de todo el mundo. Hoy se han convertido en una mezcla de “Hoteles” y Shoping’s” de altura propiciado por quienes tienen dinero y pretenden hacer de la ascension una “medalla” a qualquier costo y quienes de esto quieren hacer su negocio en la montaña.

  2. Patricio | 22/06/2013 | 8:18

    Sos un resentido social Jordi. Que vos seas un muerto de hambre no tace mejor o que tu escalada sea más loable que la de un tipo que duerme en un hotel.

  3. Pingback: Conociendo Cuyo a través de tres ciudades | Turismo

Deja un comentario