ECOTURISMO DE ALTA GAMA

Glamping en Argentina, camping con glamour

Una innovadora tendencia turística a nivel mundial que ya es un éxito en América Latina.

Foto: Télam [ Ver fotogalería ]

Una nueva tendencia mundial permite el desarrollo del ecoturismo de alta gama, así que programar un itinerario de aventura en la selva, la playa o la montaña ya no obliga a los viajeros a resignar lujo, confort y amplias comodidades. Se trata del glamping, una propuesta alternativa pensada especialmente para combinar en un mismo itinerario glamour y naturaleza.

En la Argentina, hay varios destinos que ya cuentan con esta propuesta turística. Algunos de ellos están situados en plena Costa Atlántica; otros en la provincia de Mendoza, a los pies de la Cordillera de los Andes; también existen propuestas en diversos lugares de la Patagonia.

La iniciativa tiene como base el hospedaje en espacios rústicos de bajo impacto ambiental, ya sean tiendas de campaña, domos o containers situados al aire libre. Una manera diferente de conjugar lo silvestre y natural de un camping, con los servicios y prestaciones de primera categoría que ofrecen habitualmente los hoteles cinco estrellas.

Los complejos ofrecen desayunos y paquetes de pensión completa, en los que se incluyen platos a base de productos orgánicos. Cuentan con servicios de mucama, ropa blanca, jacuzzis, piscinas y baños con agua caliente. El itinerario incluye también actividades de trekking, escalada, kayak, rafting, pesca o cabalgatas en sitios de gran belleza natural.

La gran ventaja para el viajero es que al llegar al destino elegido, encuentra su gran carpa preparada y lista para disfrutar. Incluso, algunas de las propuestas de glamping poseen hogares a leña en su interior como calefacción natural, con el fuego recién encendido. Los valores de este tipo de viajes, distan mucho de los habituales en un camping, ya que las tarifas diarias por persona varían entre U$S 100 y 700.

UNA TENDENCIA MUNDIAL

El glamping como práctica turística tiene sus orígenes en el continente africano, donde numerosos viajeros que realizaban largos y extenuantes safaris decidieron llevar consigo todos los lujos y comodidades posibles para disfrutarlos dentro de una simple tienda de campaña. La propuesta fue un éxito total y hoy recorre el mundo entero en versiones muy diversas adaptadas a las características de cada lugar. En España, por ejemplo, aparecieron las casas-árbol; en Estados Unidos, los tipis (una especie de tienda cónica cubierta con piel de bisonte) y trailers de lujo; en América Latina, los domos geodésicos y containers.

PATAGONIA ARGENTINA

En la zona Sur de la Argentina, una de las opciones más destacadas para hacer glamping se encuentra en la provincia de Santa Cruz, dentro del Parque Nacional Los Glaciares, a unos 50 kilómetros de la ciudad de El Calafate. Uno de los destinos nacionales más visitados por el turismo, debido a la presencia del famoso glaciar Perito Moreno, ubicado a tan sólo 12 minutos del campamento de lujo.

La propuesta se erige sobre Península Las Colonias, entre los lagos Roca y Rico, hábitat natural de guanacos, zorros, ñandúes, cóndores y muchas otras especies de aves. El sitio cuenta con ocho domos dobles, cuatro baños y otro domo más grande utilizado como espacio de usos múltiples y comedor.

La estructura del domo permite gran resistencia al viento, característico en la región patagónica: se los protege con tela de PVC y los suelos son de madera. En el interior, las camas son individuales con sábanas de algodón, mantas de tejido polar y pluma. Algunos de los platos gourmet son: sopas de verduras, corderos patagónicos y tartas de frutas rojas.

Otra de las propuestas de glamping en la Patagonia argentina se desarrolla dentro del Parque Nacional Los Alerces, en la provincia de Chubut. Se trata de un camping agreste, ubicado a orillas del río Arrayanes (un árbol característico de la región, que da nombre al curso de agua), que además de las parcelas tradicionales para acampar, posee domos geodésicos de alta gama.

La capacidad de los domos es para un máximo de cinco personas con camas twin o full size, sobre plataformas de madera. Las ventanas tienen sistema de ventilación con mosquiteros y dos de ellas están colocadas en la parte superior para la observación del cielo y las estrellas. Están calefaccionados con salamandras a leña con puerta vidriada y cuentan con faroles leds recargables. Hay servicio de desayuno, media pensión y pensión completa, y los baños son compartidos bajo el concepto de sustentabilidad y cuidado del agua y la energía.

COSTA ATLÁNTICA

En la provincia de Buenos Aires y a tan sólo cuatro horas de viaje desde la Capital Federal, otra de las propuestas alternativas de glamping se encuentra en la ciudad balnearia de Pinamar, una de las playas más exclusivas de la Costa Atlántica argentina. El hospedaje allí se realiza en containers acondicionados con el confort de un alojamiento de alta gama y con la particularidad de poseer una galería de arte dentro del predio.

Las habitaciones cuentan con sommiers, aire acondicionado, parrilla, televisores LCD, muebles de diseño, hidromasajes, ateliers y terrazas privadas, entre otras comodidades. La ubicación es en medio de un bosque de pinos y a escasos minutos de la playa. Además, hay una piscina con hamacas paraguayas a su alrededor, servicio de Wi-Fi, mucamas y desayuno, así como un spa para los huéspedes.

LUJO Y DESAFÍOS EN MENDOZA

En la región argentina de Cuyo, otra de las propuestas de glamping se concentra en las afueras de la ciudad de Malargüe, provincia de Mendoza desde donde se accede a un campamento de lujo situado a 2.400 metros de altura, en plena Cordillera de los Andes. Los programas de aventura duran varios días y se desarrollan desde 1996, con el objetivo central de vincular el ser humano con la naturaleza.

El punto de partida de la travesía se ubica en un pequeño paraje llamado Las Loicas, a unos 100 kilómetros de Malargüe. Allí, los viajeros montan a caballo y emprenden un recorrido de seis horas, al que es imposible acceder en vehículos. El itinerario sólo se realiza entre noviembre y marzo de cada año, por las condiciones climáticas de la zona.

Las tarifas por persona varían entre U$S 1.000 y 1.700, con alojamiento, traslados y comida. El campamento posee pisos de madera, vajilla, sillones, música, calefacción, baños completos y duchas con agua caliente. Además, funciona una carpa comedor y una sala de estar, en la que por las noches se degustan chivitos, guisados y vinos mendocinos, al compás de guitarreadas, cantos y anécdotas de los lugareños.

10 Comentarios en “Glamping en Argentina, camping con glamour

  1. Glamping: cobrarle a la gente cool tarifa de habitación 4 estrellas por una carpa. Genios, Robin Hood se saca el sombrero ante ustedes.

  2. mary | 23/07/2013 | 12:17

    Disfrutar de la naturaleza de esta manera es lo mas …

Deja un comentario