CAROLINA DEL SUR / EE.UU.

36 hs. en Charleston

La ciudad de las magnolias puede recorrerse en bicicleta y sin prisa. Destino para un fin de semana, allí se disfruta el río y se agradece cada atardecer.

El pueblo vecino de Mount Pleasant, del otro lado del río Cooper, inauguró un hermoso parque sobre un muelle, debajo del puente. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Ideal para: ,

Por Jeannie Ralston. The New York Times /Travel

Charleston es famosa por su historia teñida de magnolias, por su hospitalidad tan  grandiosa como las casas de estuco sobre Battery, por sus playas circundantes y por la flor de nochebuena. En la década de 1820, Joel Roberts Poinsett, un nativo que fue el primer ministro de Estados Unidos ante México, sembró en su casa una planta roja que florecía en invierno, la Euphorbia pulcherrima (llamada “nochebuena” en México), que se convirtió en el ubicuo símbolo botánico de la temporada. Verá muchas de ellas en Charleston. En verano, además, podrá pasar varias horas al aire libre o del otro lado del río en Mount Pleasant, un pueblo encantador del Lowcountry.

Desde principios del siglo XIX, el Mercado de la Ciudad de Charleston ha sido un centro comercial elegante. Dado que Charleston es una península con vistas hacia todas las direcciones, no es de extrañar que los bares de azotea sean numerosos. El que está en el Market Pavilion Hotel, cerca del Mercado de la Ciudad, ofrece vistas panorámicas al  puerto. El menú está dominado por tragos con “M”: mojitos, martinis y margaritas.

Charleston, una ciudad de 126 mil habitantes, alberga muchos lugares para comer. Durante los últimos años, el rey de los restaurantes ha sido Husk. La forma más rápida de absorber todas las maravillas de la ciudad es en dos ruedas. Recorra Broad St., Legare St. o el pequeñito callejón Stolls Alley. Rainbow Row reúne mansiones elegantes del siglo XVIII, hasta Battery. Haga un descanso en el Jardín White Point.

El puente Arthur Ravenel Jr., de 3,2 kilómetros de longitud, puede verse desde casi cualquier parte de Charleston, pero una de las vistas más impresionantes es desde abajo. El pueblo vecino de Mount Pleasant, del otro lado del río Cooper, inauguró un hermoso parque sobre un muelle, debajo del puente. Luego de una caminata, pare en el Pabellón de Artes Culturales Sweetgrass. Shem Creek, en Mount Pleasant, desde hace mucho es un puerto para camaroneros, para dar un paseo por el malecón. Se dice que hay más de 400 iglesias en Charleston.

El lugar sagrado más interesante de la ciudad, sin embargo, es el Cementerio Magnolia, de 1850. Un tranquilo estanque está cruzado por un puente peatonal blanco. Un letrero indica: “La Ley de Carolina del Sur prohíbe alimentar caimanes”. En Halls Chophouse se unen dos rituales dominicales: el brunch y la adoración. Allí se cantan clásicos del gospel y, durante Navidad, soul.

→ Galería de fotos

Deja un comentario