El castillo donde Harry Potter aprendió a volar

Con más de 900 años de historia, es el hogar de los Duques de Northumberland y fue el “Colegio Hogwarts” en la saga de J.K.Rowling.

En las últimas décadas fue también escenario para películas como "Robin Hood, príncipe de los ladrones" (1991) y "Elizabeth" (1997). [ Ver fotogalería ]

Ficha

El Castillo Alnwick es una hermosa construcción que se encuentra en la ciudad del mismo nombre en el condado de Northumberland, norte de Inglaterra. Además de sus paisajes medievales que ofrece, este castillo en la última década se fue convirtiendo en un destino muy popular entre los amantes de las películas de la saga de Harry Potter, por ser el lugar de filmación del instante en que Madame Hooch da sus primeras lecciones de violo en escoba al protagonista de la historia y a sus amigos. Harry Potter daba así sus primeros pasos por un camino de siete años para graduarse en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, con la constante amenaza de la vuelta de Lord Voldemort y sus ansias de dominar al mundo.

Con más de 900 años de historia, espectaculares jardines con esculturas de agua y un enorme invernadero, es uno de los castillos habitados más grandes de Inglaterra. Construido en 1096 por Yves de Vescy, Barón de Alnwick para defender la frontera inglesa de las invasiones escocesas, fue comprado en 1309 por el primer barón Percy y utilizado desde entonces por sus descendientes, los duques de Northumberland. En la Segunda Guerra Mundial sirvió como centro de enseñanza y en las últimas décadas fue escenario para películas como “Robin Hood, príncipe de los ladrones” (1991) y “Elizabeth” (1997).

→ Galería de fotos

2 Comentarios en “El castillo donde Harry Potter aprendió a volar

  1. Pingback: La magia de Harry Potter se adueña de Edimburgo | Turismo

  2. Pingback: La magia de Harry Potter se adueña de Edimburgo

Deja un comentario