Vietnam, un bullicioso paraíso custodiado por el cielo

Un recorrido por Vietnam, un país con historia, gastronomía tradicional, fiestas locales y paraísos naturales. Galería

Halong Bay, a dos horas de Hanoi. Según el mito fundacional, la bahía fue creada por la furia de dragón invocado por el Emperador de Jade para defender su reino de la invasión china. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: , días

Cuándo ir: ,

Con quién ir:

Ideal para: , ,


Ver mapa más grande

Por Laura Gambale | Fotos: Andrés Mariani

Unas 30 horas (o más) y al menos 3 escalas separa al turista que decide viajar desde Argentina (Ezeiza) hasta Hanoi, la capital de la República Socialista de Vietnam. Ubicada en el sureste de Asia, este país de unos 80 millones de habitantes limita al norte con la República Popular de China, al oeste con Laos y Camboya, y al este con el mar de China Meridional.

Aquí convive la arquitectura colonial francesa con majestuosos templos milenarios, lagos tranquilos con modernos rascacielos, mujeres vestidas con el Ao Dais, el tradicional y elegante traje nacional, mezcladas con ejecutivos de saco y corbata hablando por celulares de última generación.

En términos religiosos, la máxima jerarquía es el honorable cielo, al que los vietnamitas llaman Ong Troi. Es considerado el guardián del destino humano y está a cargo de todas las fuerzas y misterios del Universo. Pero luego de tantos años de ocupación china, las influencias de aquél país también están muy presentes y la mayoría de la población tiene adoración por Buda, Confusio y sigue las enseñanzas del Tao Te Ching.

Ahora bien, para entender su presente hay que remontarse al pasado: Primero, los vietnamitas fueron dominados por los chinos casi durante mil años, hasta el siglo X. Una vez liberados, aunque con permanentes ataques, en 1867, Francia conquistó el sur de Vietnam, convirtiendo el territorio en la colonia francesa de Cochinchina.

Con la llegada de las primeras décadas del siglo XX y bajo la dirección de Ho Chi Minh, se fundó el Partido Comunista Indochino a través del cual se logró, tras la Segunda Guerra Mundial, la proclamación de la independencia. Pero años más tarde volvería a sufrir ataques, esta vez de los Estados Unidos. Recién con el fin de la guerra fría y la disolución de la Unión Soviética en 1991, llegó la paz y la apertura al turismo mundial.

Lugares imperdibles. Ho Chi Min (antigua Saigon, hoy rebautizada en honor a su líder político), es una de las principales capitales comerciales del país con lujosa infraestructura en hospedajes y restaurantes ubicada al oeste de la desembocadura del río Saigón y al norte del delta del río Mekong. Arbolada, moderna, de calles amplias y tráfico imposible, la ciudad alberga infinitas colas de puestos callejeros repletos de recuerdos y productos locales. La población nativa suele trasladarse en moto y bicicleta y ofrecer alternativas de traslado similar a los turistas, lo cual puede ser una opción adecuada para las horas pico.

Mucho más al norte, y delineada por las orillas del río rojo Song Hong,  se encuentra Hanoi, la actual capital del país. Todos los años recibe a miles de turistas que llegan ansiosos por conocer uno de los mayores emblemas modernos del país: el mausoleo Ho Chi Minh, héroe y fundador del Partido Comunista local.

Además,  el barrio antiguo de dicha ciudad, al norte del lago Hoan Kiern, resulta de gran atracción por sus ferias bohemias, donde se puede comprar desde pinturas únicas, porcelana y artesanías locales, hasta prendas comerciales, anteojos de sol y accesorios industriales. El barrio moderno, por su parte, pareciera ser la antítesis, con calles residenciales, sin bullicio, sin mercados a la vista. Además, situado entre los largos Ho Tay y el Hoan Keim -el más popular de Hanoi- se puede admirarla Torre de la Tortuga (o Thap Rua) y el templo de la Montaña de Jade (o Ngoc Son).

La exuberancia natural es otro de los aspectos inolvidables de Vietnam: sobre el golfo de Tonkin, y a 170 km al este de Hanoi, se encuentra la gloriosa Bahía de Halong (Dragón descendente), nombrada porla UNESCO Patrimonio dela Humanidad. Esta bella bahía está conformada por más de 1600 islas con grutas y cuevas –muchas de ellas habilitadas para ser visitadas por  el turismo- con una extensión aproximada de 1500 kilómetros cuadrados.

Según el mito fundacional, dicha bahía fue creada por la furia de dragón invocado por el Emperador de Jade para defender su reino de la invasión china. El dragón, que respondió a la llamada del emperador, escupió joyas y piedras preciosas sobre el agua que se convirtieron en las islas de la bahía, formando una gran muralla para detener al invasor. Para acceder hasta aquí hay variedad de opciones de excursiones de varios días, como así también, paseos diarios en barcos económicos.

Otro ícono de este país es el río Cuu Long  (los Nueve Dragones) que en Occidente es conocido como el Mekong. Se trata de uno de los ríos más caudalosos del mundo y uno de los más largos de Asia con 4.180 kilómetros. Su nombre hace alusión a la división del río en 9 brazos con desembocadura en el mar, naciendo en las montañas del Tibet, y descendiendo por China, Birmania (actual Myanmar), Laos y el norte de Tailandia, antes de ingresar en Vietnam y verter sus aguas en el mar de China Meridional. Para los más aventureros, existe la opción de recorrer el delta del Mekong en bicicleta en tours de 3 a 5 días de travesía a lo largo de unos150 kilómetros.

La gastronomía, por su parte, es otra experiencia imperdible ya que es, probablemente, una de las mejores del sudeste asiático. Ecléctica y variada, sus platos principales (sea pollo, pescado, mariscos) siempre están acompañados de arroz, tallarines y sopa (Pho) preparada a base de camarones, verduras, jengibre y pescado. También son muy apreciados el tofu, las setas, las anguilas y los caracoles, y para los que se animen, la carne de cobra. Si se busca comer barato, un almuerzo en la calle puede adquirirse por 2 o 3 dólares.

Por último, un dato: Resulta muy difícil canjear la moneda extranjera más allá de las grandes urbes y las áreas turísticas. Por eso, se recomienda a los visitantes que se desvían de las rutas más conocidas, llevar una cantidad suficiente de dongs (moneda local).

4 Comentarios en “Vietnam, un bullicioso paraíso custodiado por el cielo

  1. Ho Chi Minh City me impacto por su museo de guerra (de Vietnam) y por su tuneles de guerra. La ciudad asimismo es muy bonita. Bastante distinta de la que fuera capital de Vietnam del norte Hanoi en donde entre otras cosas tome una rica sangre de serpiente.
    Lugares imperdibles diria que son Sapa (al norte de Vietnam) y Hoi An (un tremendo pueblo en el centro). Tengo un blog con fotos y videos por si quieren visitarlo y conocer mas de Vietnam.
    http://unlocodeseo.blogspot.com.ar/search/label/Vietnam

  2. Rul | 15/05/2012 | 21:32

    Andres todo maravilloso
    Felicitaciones
    Marco Polo was there

  3. Pingback: La Bahía de Halong, misterio asiático | Turismo

Deja un comentario