SALZBURGO / AUSTRIA

Así se vive la Navidad en la ciudad de Mozart

Salzburgo es mucho más que el famoso festival de música y teatro que lleva su nombre o la ciudad natal de Wolfgang Amadeus Mozart.

Pasear por el centro históricos de Salzburgo durante el Adviento merece mucho la pena. Foto: DPA [ Ver fotogalería ]

Fuente: DPA

Maximilian Weiss tiene que sonreír cuando le hablan de ese recurrente comentario: “Muchos clientes oyen ruidos cuando están en nuestra tienda y preguntan: ¿Están ustedes haciendo reformas?“. Los ruidos traqueteantes penetran desde la planta superior hasta el interior de la pequeña tienda de la tejeduría de alfombras en la planta baja. Arriba está sentada la tejedora artesanal Veronika Redhammer confeccionando alfombrillas de retazos tradicionales en el telar.

En el pasado, los clientes también entraban en la tejeduría con su propio material, restos de telas y ropa vieja, por ejemplo, pidiendo que los convirtieran en algo bonito. “Actualmente, discutimos con los clientes sobre los colores y las formas para que se ajusten perfectamente a la decoración de su hogar“, dice Weiss, hijo del dueño de la tienda. Desde hace más de 65 años, la tienda y el taller de la fábrica de alfombras, fundada en 1843, se encuentran en este edificio comercial situado en el callejón Getreidegasse de la ciudad austriaca de Salzburgo.

La tejeduría Weiss es una de las más de 30 pequeñas fábricas y tiendas ubicadas en el centro de esta ciudad de 150.000 habitantes, entre ellas peleterías, pastelerías, cerrajerías, sastrerías, fábricas de fajas y destilerías. En la ciudad de Mozart no solo se vive la artesanía, sino que ésta también es altamente apreciada por la población local y los turistas.

Para descubrir esas pequeñas fábricas, los turistas pueden participar en un recorrido temático llamado “Tradiciones en Salzburgo”. La historiadora de arte y guía municipal Cornelia Thöni lleva a los turistas por todo el centro histórico, que se extiende a lo largo del río Salzach a solo 1.500 metros de la orilla. Durante el recorrido, las historias y la historia adquieren vida. Salzburgo es mucho más que el famoso festival de música y teatro que lleva su nombre o la ciudad natal de Wolfgang Amadeus Mozart.

En el siglo XVI se contabilizaban en la ciudad 35 importantes familias de comerciantes. En aquellos años, los comercios florecían. Las casas comerciales entre el río Salzach y el monte Mönchsberg reventaban y eran ampliadas con casas construidas en la parte trasera.

Frente a las casas de delante se abrían amplios pasos para que los carruajes pudieran entrar y descargar su mercancía en los patios interiores. Las denominadas Durchhäuser (algo así como casas de paso) son una peculiaridad de Salzburgo. Aun hoy, esas casas marcan el panorama del centro histórico.

Las más engalanadas son las que se encuentran en el callejón Getreidegasse, donde nació en la casa número 9 Wolfgang Amadeus Mozart el 27 de enero de 1756. Solo unos pocos pasos adelante, detrás de una puerta de madera poco llamativa, se esconde la centenaria cerrajería Wieber.

En el número 28 del Getreidegasse, el maestro Christian Wieber dirige la cerrajería cuya historia ya comenzó en el año 1415. En el taller con su bóveda medieval se siguen fabricando rejas para balcones, tanto barrocas como modernas, los letreros para talleres y comercios típicos de Salzburgo, barandillas para escaleras, rejas para puertas y lámparas de hierro forjado. “Nuestra generación tiene la obligación de conservar esos talleres”, dice Wieber.

Entre tanto, finas copas de nieve han cubierto la ciudad con un manto blanco. Olorosas guirnaldas de abetos adornan las puertas y los portales de las casas barrocas. También la confitería Fürst, en el callejón Brotgasse, está adornada de fiesta.

En el escaparate está el retrato de Paul Fürst, el inventor de la “Mozartkugel” original (en castellano, bola de Mozart). El maestro pastelero presentó este dulce hecho de praliné, mazapán y pistachos en 1905 en la Exposición Universal de París y fue distinguido con una medalla de oro.

En el callejón Pfeifergasse, el maestro zapatero Herbert Haderer se ha especializado en la fabricación de elegantes zapatos a medida en su diminuta tienda y en los talleres en las ciudades de Großgmain y Kitzbühel.

Su negocio familiar tiene más de 100 años de antigüedad. La familia alcanzó fama más allá de las fronteras de Austria en la década de los 50 con el desarrollo de un nuevo modelo de bota de esquiar, con el que el esquiador Toni Sailer ganó la medalla de oro durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 1956 en las pruebas eslalon, eslalon gigante y descenso.

En la botonería de la familia Mayer en la Rathausplatz (Plaza del Ayuntamiento), todo gira en torno a los botones, pequeños y grandes. ¿Cuántos modelos diferentes abarca su oferta? “¡Ah!”, responde Veronika Stockinger, de soltera Mayer. Esta pregunta la ha escuchado tantas veces, pero solo puede contestar señalando una cifra aproximada. Probablemente 3.500 modelos diferentes, calcula la actual dueña de este negocio especializado, fundado en 1758.

Las experimentadas vendedoras saben exactamente dónde está el modelo que pide el cliente, desde el botón con dibujo de cuerno de ciervo hasta el botoncito de nácar pasando por el botón de oro. Con los cantos de Adviento, el mercado navideño junto a la catedral y el encanto de Adviento del castillo Hellbrunn, Salzburgo se transforma en diciembre en un escenario muy animado.

Nada de extrañar que la canción navideña más famosa del mundo, “Noche de paz”, naciera en el estado de Salzburgo. El sacerdote Joseph Mohr escribió la letra, a la que el maestro de escuela Franz Xaver Gruber puso música.

Deja un comentario