PROVINCIA DE NEUQUÉN

Otra forma de conocer el lago Nahuel Huapi

Navegar es una actividad que se puede realizar en cualquier época y que permite conocer y apreciar lo mejor de la naturaleza de este paraíso en el sur de la Provincia patagónica.

A medida que la embarcación se aleja de la costa comienza a visualizarse el marco natural maravilloso que rodea la villa; montañas nevadas, extensos bosques y la inmensidad azul del lago que comienza a expandirse. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: , ,

Ideal para:

El catamarán Futaleufú parte desde Bahía Mansa a 7 km. del centro de Villa La Angostura e inicia su recorrido en el lago Nahuel Huapi hacia el sur rumbo al extremo de la Península de Quetrihué, donde yacen miles de ejemplares de arrayanes en formación de bosque. A medida que la embarcación se aleja de la costa comienza a visualizarse el marco natural maravilloso que rodea la villa; montañas nevadas, extensos bosques y la inmensidad azul del lago que comienza a expandirse.

El catamarán ofrece servicios que garantizan un viaje placentero: cuenta con servicio de bar a bordo gratuito. También posee una terraza de sol en la parte superior, desde donde se puede apreciar mejor el esplendor del entorno natural que despliega el paseo. En algunas oportunidades, alegres gaviotas acompañarán el paso de la embarcación en busca de alimento. También se podrá observar en el camino avifauna propia del lugar como hualas, gallaretas y variedades de patos silvestres.

Durante el primer tramo del trayecto se alcanza a dimensionar la riqueza de la vegetación: árboles como coihues, cipreses, ñires, lengas y radales se entremezclan con arbustos como el michay, chapel y ciruelillo junto a la característica caña colihue. Luego de 45 minutos de viaje se arriba al muelle Quetrihué, puerta de entrada al maravilloso mundo del único bosque de arrayanes en todo el mundo, declarado Parque Nacional en el año 1971 con el objetivo de preservarlo.

Por medio de un sendero tablonado se inicia el recorrido a través del bosque. El color canela de los troncos fríos de los arrayanes que se irguen hacia el cielo sumerge a una especie de encanto místico. Se trata de majestuosos ejemplares de hasta 400 años que alcanzan alturas de hasta 28 mts. y poco más de 1 metro de diámetro. Esta especia es propia del Bosque Andino – Patagónico y se caracteriza por ser un árbol o arbusto de follaje permanente que se desarrolla en terrenos muy húmedos siempre cerca de alguna fuente de agua.

El recorrido a pie finaliza en la Casita de té Del bosque, una pintoresca construcción del año 1933, donde se puede disfrutar de un chocolate o té caliente acompañado de una porción de torta, para compensar el aire fresco de la península. Esta construcción también es conocida como la casita de Bambi, ya que se cree que en este lugar se inspiró Walt Disney para crear este tierno personaje en su visita a la Argentina en el año 1941.

Luego de una hora en tierra aproximadamente el catamarán emprende su regreso a Bahía Mansa. En el trayecto la embarcación se acerca a las islas La Guardia y a las bahías Manzano, Cumelén, Bustillo y Las Balsas, permitiendo al turista contemplar las típicas construcciones de la villa rodeada del paisaje característico de la región.

Finalmente se desciende en el puerto de la bahía, luego de dos horas y media de un fascinante recorrido por lo más puro de la naturaleza de esta villa bendecida por la blanca estación. Maravillosos colores, sonidos y aromas del Bosque de Arrayanes impregnan los sentidos dejándonos una inolvidable experiencia en nuestra memoria. Más información: www.bosquelosarrayanes.com.ar

Deja un comentario