Fotos | Las 6 atracciones turísticas imprescindibles de Singapur

Esta ciudad-Estado es conocida sobre todo por sus impresionantes rascacielos y su oferta comercial, pero hay cosas que los visitantes no deberían perderse por nada del mundo.

Singapur celebró este 9 de agosto de 2015, el 50 aniversario de su independencia. Esta ciudad-Estado es conocida sobre todo por sus rascacielos y comercios, pero hay muchas otras atracciones turísticas que los visitantes no deberían perderse. ¿Nos acompañás? [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para: , , ,

Singapur celebró este 9 de agosto de 2015, el 50 aniversario de su independencia. Esta ciudad-Estado es conocida sobre todo por sus rascacielos y comercios, pero hay muchas otras atracciones turísticas que los visitantes no deberían perderse.

Mirá la galería de fotos

Una piscina sobre los tejados de Singapur.

En el hotel “Marina Bay Sands” está situada la piscina más alta del mundo pero de uso solo para los huéspedes. Sin embargo, todo el mundo puede acceder al mirador del hotel. La entrada cuesta 23 dólares singapurenses (unos 15 euros o 17 dólares estadounidenses). Si uno quiere evitar este gasto, puede disfrutar de la misma vista panorámica en el bar “Cé La Vi”, que también pertenece a la instalación hotelera.

Al lado del hotel se encuentran los Gardens by the Bay.

Este jardín botánico se parece a un parque verde de ciencia ficción con “superárboles” de hasta 50 metros de alto. Se trata de estructuras de acero para helechos y plantas trepadoras que tienen la forma de árboles gigantes. Por la noche incluso están iluminadas. Otra atracción superlativa: en el invernadero Cloud Forest se encuentra la cascada cubierta más alta del mundo. La entrada al parque es gratis, las visitas a los invernaderos, no.

El hotel “Raffles”, de la época colonial británica, es un destino que atrae a muchos visitantes. Puede parecer curioso, pero el hotel, que lleva el nombre del fundador de Singapur, Thomas Stamford Raffles, es hasta el día de hoy mundialmente famoso debido, sobre todo, al cóctel Singapore Sling. Los principales ingredientes son ginebra, licor de cerezas y Bénédictine.

La calle comercial Haji Lane, a poca distancia del “Raffles”.

Aquí, lejos de los extravagantes “superárboles”, hay otro tipo de arte. La calle en el barrio musulmán de Kampong Glam es punto de encuentro de la movida singapurense. Las paredes de las casas están pintadas de todos los colores. El graffiti crea un ambiente animado. En la Haji Lane hay muchas pequeñas tiendas de moda, galerías de arte y cafés que compiten con la calle comercial más lujosa Ochard Road.

Los clásicos jardines botánicos de Orchard Road, ideales para escapar del ruido. La entrada es gatis. Allí no hay árboles artificiales sino muchas plantas tropicales y también la mayor colección de orquídeas del mundo. La entrada cuesta cinco dólares singapurenses (unos 3,30 euros o 3,60 dólares estadounidenses). Es un lugar de silencio especial.

Little India, el barrio indio de Singapur.

Entre templos hindúes, mezquitas e iglesias, los visitantes pueden regatear los precios de joyas y telas. El barrio tiene también un mercado de alimentos y muchos restaurantes. Otro buen sitio para comer es Chinatown.

Mirá la galería de fotos

Deja un comentario