BRASIL / TURISMO ENOLÓGICO

Las rutas brasileñas del vino y la cerveza: de la playa a la copa y el chop

Con los viñedos de Bento Gonçalves, muy cerca de Porto Alegre, y la “cerveza de las montañas”, en Río de Janeiro, se amplía la propuesta playera brasileña. Fotos.

Con los viñedos de Bento Gonçalves, muy cerca de Porto Alegre, y la “cerveza de las montañas”, en Río de Janeiro, se amplía la propuesta playera brasileña. Foto: Cedoc Perfil / Gentileza Embratur [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para:

Por Agustín Maya (Diario PERFIL)

(23 de agosto de 2015) Si habitualmente Brasil y playa suelen ser sinónimos indivisibles para los argentinos, la oferta turística del gigante de Sudamérica no se agota en sus increíbles costas. Además del clima tropical, la vegetación omnipresente y rica cultura, aquí también existen opciones para el turismo enológico: Río Grande do Sul, con la Ruta del Vino, y la llamada Ruta de la Cerveza, en Río de Janeiro.

En el estado de Rio Grande do Sul se encuentra la región de las Sierras Gaúchas, un lugar con una enorme abundancia vegetal y una gran riqueza vitivinícola que es parte del legado europeo. A finales del siglo XIX y en medio de las sierras cubiertas de verde, los inmigrantes italianos llegaron y comenzaron a producir sus vinos y esa actividad con el tiempo se transformó en una tradición.

La Ruta del vino tiene en Bento Gonçalves (a 125 km de Porto Alegre) uno de los itinerarios turísticos más bellos de la Sierra Gaúcha. Desde esta pequeña ciudad de tierras fértiles y poco más de 110 mil habitantes, se inician caminos ecoturísticos. Bento Gonçalves recibe anualmente unos 800 mil visitantes al año atraídos por el agradable clima de la sierra, la gastronomía italiana y la degustación de sus vinos.

Desde aquí se puede dar un paseo en un viejo tren a vapor (María Fumaça) que incluye la degustación de vinos y comidas típicas italianas o participar en verano de la Fiesta de la Vendimia que ofrece diversas actividades culturales como la cosecha simbólica o el pisado de uvas.

Otra de las paradas obligadas de la Ruta del Vino está en el Vale dos Vinhedos (a 10 km de Bento), un lugar repleto de lomas al que llegaron los inmigrantes italianos en 1875. Esta región fue la primera en Brasil en obtener el Sello de Origen en 2002 y hoy tiene más de 30 vinícolas que van desde bodegas familiares hasta grandes empresas con proyección internacional.

Todas ofrecen visitas guiadas a los viñedos que explican las etapas de la elaboración (cosecha, fermentación, envejecimiento y embotellamiento) y -por supuesto- realizan degustaciones y ventas.

Además, en este valle vale la pena dejarse llevar por la vista que entregan las colinas cubiertas de vides; una imagen que cambia de colores con el transcurso de las estaciones (y las copas).

Cambiamos la copa por un chop y nos encontramos con la imperdible Ruta de la Cerveza de Río de Janeiro. La llamada “cerveza de las montañas” conforma un pequeño universo a 68 kilómetros de Río donde los sabores son una suerte de tesoro a descubrir.

Porque en las montañas de la Serra Verde Imperial y en medio del entorno natural se esconden varias firmas que se dedican a la fabricación de cervezas artesanales, e invitan a conocer el proceso productivo de la bebida preferida de los brasileños.

Por algo Brasil es el tercer mayor productor de cerveza del mundo. En Serra Verde, entre bellísimas montañas, cascadas cristalinas, aire puro y parques naturales, la hoja de ruta ofrece una experiencia imperdible sobre la tradición cervecera y gastronómica.

Además, el recorrido turístico incluye diez pequeñas y grandes cervecerías a través de ciudades como Petrópolis, Teresópolis, Nova Friburgo, Cachoeiras de Macacu, Guapimirim y Santa Maria Madalena.

Todas ellas -reunidas en menos de 230 km- forman la ruta cervecera de Río de Janeiro que también incluye bares que fabrican su propia bebida artesanal y el Museo de la Cerveza (Petrópolis).

Aquí se impone probar la popular Premium Lager Dunkel, la Ipa, Bock, Witbier o Weiss en cervecerías como Barao Bier, la reconocida Familia Imperial Brasileira y la Vila St. Gallen, un espacio cultural y de entretenimiento alrededor del mundo de la birra.

GALERÍA DE FOTOS

Deja un comentario