Descanso, cultura y diversión en Villa Carlos Paz

La ciudad es el portal de ingreso al denominado Valle de Punilla, donde además de playas y balnearios los viajeros encuentran atractivos de aventura, culturales y nocturnos.

En el corazón de la Argentina, Villa Carlos Paz recibe unos dos millones de turistas cada temporada estival. Deportes náuticos, balnearios y una atractiva agenda teatral prometen unas vacaciones inolvidables para toda la familia. Emplazada en medio de un valle fértil, Villa Carlos Paz sorprende con su lago San Roque, ideal para actividades náuticas; circuitos de mountain bike, trecking, cabalgatas, rappel, buceo, escalada, parapente y pesca; el tradicional Reloj Cú-Cú, cuya fotografía recorrió el mundo entero; el Monumento a la Cruz, sobre uno de los cerros más altos de la zona; y una agitada vida nocturna en pubs, discos y restaurantes.

Esta ciudad cordobesa es uno de los centros turísticos más importantes Córdoba y de la Argentina: Cada temporada de verano, dos millones de personas eligen disfrutar de sus comodidades. Situada a poco más de 30 kilómetros de Córdoba Capital –mediante una moderna autopista-, se constituye como un eje distribuidor del turismo hacia el resto del territorio.

La ciudad es el portal de ingreso al denominado Valle de Punilla, donde además de playas y balnearios los viajeros encuentran atractivos de aventura, culturales y nocturnos. Totalmente preparada en servicios e infraestructura, Villa Carlos Paz logró ponerse a la altura de tradicionales destinos como Buenos Aires o Mar del Plata, ya que muchos de los espectáculos de la calle Corrientes se trasladan a sus teatros en pleno verano.

Sol y verano

Uno de los primeros balnearios a los que se accede desde el casco urbano es La Hoya, un sitio tranquilo y pintoresco en el que se encuentran profundos pozones de agua ideales para nadar. Otro es Fantasio, entre los más visitados por el turismo. El área cuenta con todos los servicios y se accede a través de la calle Perito Moreno.

Para los que gustan del entorno natural, también se suma Ruta Sol, un balneario recomendado para pic-nics y jornadas familiares. Entre los más pequeño y agrestes se encuentra El Canal, al que se llega por Avenida Cárcano, luego de atravesar un puente que muestra una hermosa panorámica. Uno de los más visitados por las familias con niños es Playas de Oro, con aguas de escasa profundidad. Hay alquiler de bicicletas, caballos y kayaks.

Sobre el lago San Roque se encuentra el Paseo de los Patos, elegido como solárium, espacio de juegos y distensión de las familias. Para los que buscan amplias extensiones de arena, aguas poco profundas y sombra de los árboles se recomienda Sol y Río, en el camino hacia San Antonio Arredondo.

La preferida de los grupos jóvenes es Playa del Ciervo, sobre Irigoyen y El Lago. Para las actividades de navegación a vela está la bahía de Playa Pirelli, en Tagore y Avenida Pacífico. También para embarcaciones, motos de agua y pescadores están Bahía El Gitano, Costa Azul y Playa Calaconta, recomendada para windsurf, canotaje y veleros.

La mayoría de las playas y balnearios que se constituyen en los alrededores de Villa Carlos Paz cuentan con servicio de Guardavidas y estacionamiento organizado. Algunos poseen proveedurías, asadores y arboledas, mientras que otros, incluso, tienen áreas de acampe para disfrutar varias jornadas al aire libre.

Deportes en San Roque

Uno de los puntos de atractivo más destacados de Villa Carlos Paz es el Dique San Roque, donde hay actividades náuticas como windsurf, wakeboard, canotaje, remo, paseos en lancha y travesías en kayak. Además, sobre los paradores situados a orillas del lago hay una entretenida movida con bares juveniles, tentaciones gastronómicas y espectáculos musicales.

El dique original fue considerado al momento de su inauguración, en 1890, el “mayor del mundo” por albergar 250 millones de metros cúbicos de agua. La obra demandó al menos tres años de trabajo y participaron unos 3 mil obreros que respondían a las órdenes del ingeniero Carlos Adolfo Cassaffousth y el contratista Juan Bialet Massé. Por problemas económicos que derivaron en una intervención judicial, los dos responsables de la obra terminaron presos y el dique fue dinamitado. Sin embargo, parte de su estructura resistió la explosión y se conserva como testimonio del pasado.

El dique, ubicado en el kilómetro 757 de la Ruta Nacional 38, fue declarado Monumento Histórico y conserva de la vieja época el embudo y el horno donde fueron quemados la cal y el cemento utilizados en la edificación.

Diversión nocturna

Gran parte de las obras teatrales de primera línea que se presentan en la calle Corrientes de Buenos Aires durante el resto del año, se trasladan en temporada estival a Villa Carlos Paz con todas sus plumas, risas y personajes de gran trayectoria. Algunos teatros más destacados son: Teatro Luxor (Libertad 311), Torre Melos (Alberdi 50), Teatro Candilejas (Pasaje Niní Marshall s/n), Candilejas II (Pasaje Niní Marshall s/n), Holiday I (9 de Julio 53), Teatro del Lago (Belgrano 81) y Teatro Bar (Avenida General Paz 27).

INFORMACIÓN ÚTIL

Desde Villa Carlos Paz hacia el norte se conecta con el Valle de Punilla; al oeste, se transita por un circuito de aventura que pasa por Los Gigantes; al sudoeste, se accede a Traslasierra por el camino de las Altas Cumbres; y, al sur, aparecen los diques y embalses, así como el Valle de Calamuchita.

Para llegar a Córdoba, hay varios vuelos semanales a Panamá, Lima, Río de Janeiro, Porto Alegre, Santiago de Chile y Montevideo; y 15 vuelos diarios hacia y desde la Ciudad de Buenos Aires. La ciudad posee una gran red de caminos que la unen con numerosos destinos de Argentina y del Mercosur. Desde Buenos Aires el acceso se realiza por Ruta Nacional 9 y la distancia es de 713 kilómetros.

Deja un comentario